La construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) es una decisión tomada que se anunció el año pasado, y vamos a seguir adelante porque ya se han hecho inversiones importantes, aseguró el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza. Además, se cuenta con los argumentos técnicos necesarios.

El viernes pasado, luego de concluir una reunión de 3.5 horas con integrantes del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) para conocer su propuesta de aeropuerto alterno, el funcionario dijo estar abierto a recibir propuestas y, eventualmente, ser aceptadas, pero que tengan fundamentos técnicos.

Sin rechazar tajantemente la posibilidad de adecuar la base militar de Santa Lucía, en el Estado de México, para operaciones internacionales, y dejar el actual para vuelos nacionales, el funcionario dejó en claro que los expertos han determinado que sería incompatible el uso del espacio aéreo, por lo cual no es viable la propuesta.

Para ofrecer detalles técnicos del NAICM, la SCT invitó a un grupo de especialistas internacionales (OACI, IATA o Mitre), quienes ofrecieron sus opiniones a los representantes de Morena.

Ruiz Esparza consideró que el diálogo fue sincero y de apertura , por lo cual instaron a que si vuelven a presentar un proyecto que sustituya a la nueva terminal, lo hagan acreditando lo que pudiera ocurrir con el espacio aéreo, pero antes recordó que Mitre, la autoridad mundial en la materia, hizo estudios al respecto desde hace más de cinco años y que de ahí se derivó la decisión de construir.

Aerolíneas opinaron

Entre los invitados al encuentro estuvieron el director de Aeroméxico y representante de IATA, Andrés Conesa, (quien no estuvo presente en la conferencia de prensa), el presidente de la Cámara Nacional de Aerotransportes, Fernando Flores, y el director de Interjet, José Luis Garza.

Como portavoz de las líneas aéreas, el titular de la SCT dijo que manifestaron que de continuar operando el aeropuerto actual sólo para vuelos nacionales, en un tiempo no mayor a cinco años se volvería a saturar y tendría que ser ampliado, con la complejidad que eso podría representar.

También se dio a conocer la opinión de la Secretaría de Gobernación sobre el uso de la base de Santa Lucía, quien sostiene que por ser la más importante del país, ésta habría de ser reubicada, implicando altos costos . Además, el titular del Medio Ambiente, Rafael Pacchiano, aseguró que dicha alternativa agravaría problemas de contaminación, debido a que se tendría que trasladar pasajeros, equipajes y trabajadores del actual aeropuerto.

[email protected]