Iberia y los sindicatos han llegado a un acuerdo en el acto de mediación celebrado esta mañana en el madrileño Sima. La aerolínea aparca el plan de Transformación 2013-2015 y se dispone a negociar un plan de viabilidad con dos años más de ejecución, hasta 2017. Ha sido eliminada la cifra de 4,500 despidos previstos y se mantendrán en la matriz las actividades de handling y mantenimiento.

A partir del miércoles vuelven a constituirse las mesas de negociación, con el objetivo de tener diseñado el nuevo programa de adaptación a la crisis en torno al 31 de enero. Los sindicatos dan por descontado que habrá numerosas bajas, pero el excedente de personal saldrá con la apliacción del ERE marco 72/01 y no bajo las reglas de la reforma laboral. El citado 72/01 está vigente en Iberia desde 2001 y prevé figuras como las bajas temporales, prejubilaciones o recolocaciones.

A nivel de producción, Iberia se ha comprometido a recuperar vuelos operados por compañías en código compartido y a invertir en renovación de la flota para hacer más competitiva la oferta y ahorrar en combustible.

Los sindicatos, por su parte, frenan su intención declarada de convocar paros de 24 horas a partir del 7 de enero. Desde el frente sindical se piensa que, en este principio de solución para Iberia, ha jugado un papel determinante la presión del Gobierno.

En alianza informativa con

MFH