Iberia pondrá mañana sobre la mesa su expediente de regulación de empleo (ERE). La empresa ha llamado a los sindicatos de los trabajadores de tierra, tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) y pilotos a una reunión conjunta en la sede madrileña con el fin de trasladar sus planes respecto al despido colectivo que pretende ejecutar después de que se haya dado carpetazo a la negociación sin éxito alguno.

Fuentes sindicales explican que la compañía atiende de este modo al artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores, que se refiere a despidos colectivos. Los sindicatos de tierra y vuelo anunciaron la semana pasada la convocatoria de quince jornadas de huelga de 24 horas en Iberia, entre el próximo 18 de febrero y el 22 de marzo. Los pilotos del Sepla, por su parte, tratan hoy en asamblea si se adhieren a las movilizaciones.

Iberia presentó su plan de reestructuración el 9 de noviembre, en el que se recogen hasta 4,500 despidos, un 23% de la plantilla. A lo largo de los tres meses de negociación la cifra bajó hasta los 3.147, contempándose prejubilaciones para el mayor número de casos. Además, a esas bajas habría que añadir un ERE temporal que afectaría a casi un millar de empleados.

En alianza informativa con

MFH