La Secretaría de Energía (Sener) y la industria nacional acordaron dos convenios para garantizar el suministro de gas natural en corto y mediano plazos.

El primer acuerdo permitirá la adquisición de un buque por mes para que el gas importado de Perú se inyecte por el puerto de Manzanillo, con un sobrecosto entre 18 y 24 centavos por millón de BTU, y el segundo es el arranque de las obras en infraestructura que permita acceder al gas vía tubo a principios del 2014.

Francisco Funtanet Mange, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), informó que habrá una administración tripartita para la compra del buque de gas, de modo que la industria pagará el sobrecosto por 15% del energético, que es su consumo total, el otro 85% del producto será costeado por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (Pemex).

El precio del gas natural varía entre 2.80 y 3 dólares por millón de BTU, pero con el convenio saldría entre 18 y 24 centavos de dólar más por el barco.

Además, está abierta la posibilidad de que ambas paraestatales opten por el uso del combustóleo, en algunas ramas, para no afectar la demanda, abundó.

En entrevista, el dirigente de los industriales en México explicó que el retraso del anuncio para dar fin a las alertas críticas por parte de las autoridades federales se debe a la afinación en los detalles técnicos del tema y por la decisión de dividir el convenio, uno para importación y el otro para las obras de gasoductos, en el que se acordó incrementar el contenido nacional en los insumos de construcción de Pemex, como es el caso del tubo de acero.

Ya hay un convenio firmado entre la Concamin y Pemex, el cual aumenta el contenido nacional en las obras de Pemex. Varía mucho por sector, pero hay una cantidad de productos; este convenio ya está avalado por el Presidente de la Cámara Nacional del Acero y también ha participado de manera muy contundente, cotidiana, en el tema del incremento del contenido nacional, y el primer convenio que se logró fue con Pemex , precisó Funtanet.

Recordó que por cada alerta crítica, cada 24 horas sin abasto de gas se genera una pérdida de 150 millones de dólares tan sólo en el occidente y centro del país, porque es en donde realmente aplican las alertas críticas. El problema es el final del tubo que pierde presión a la hora de inyectar gas.

Hoy por hoy, no hay mayor capacidad de transportación del hidrocarburo, el tubo está saturado, por eso son una infinidad de obras que se están haciendo no sólo el ducto. Es una gama muy amplia que nos permitirá, a finales del 2013 y principios del 2014, tener capacidad de crecimiento, por eso la importancia de los dos convenios paralelos , estableció Funtanet.

[email protected]