La volatilidad de los indicadores financieros, como el precio del petróleo y el dólar, pronto pasará y México debe estar preparado para la reactivación en el 2015, por lo que la Iniciativa Privada (IP) recomendó concentrar esfuerzos y aprovechar al máximo dos motores poderosos de crecimiento económico: el sector agropecuario y la industria, que garantizan empleos y desarrollo de las empresas.

Francisco Funtanet, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), aseveró que el pistón externo sigue siendo el impulso del crecimiento de la economía mexicana, de modo que estos dos sectores podrán ser la fortaleza para el relanzamiento de la economía. La volatilidad e incertidumbre prevalecientes en los mercados financieros indican, entre otras cosas, la importancia de concentrar esfuerzos y recursos en torno al fortalecimiento de la estabilidad macroeconómica indispensable para afrontar este tipo de episodios, y al relanzamiento de los sectores agropecuario e industrial por tratarse de dos generadores de riqueza, empleos y desarrollo regional .

En su análisis Radiografía de la economía mexicana y la industria , la Concamin refirió que hasta octubre pasado las exportaciones no petroleras reportaron un crecimiento cercano a 7% respecto de los primeros 10 meses del 2013 y las ventas dirigidas al mercado estadounidense registraron un aumento de 9% entre enero-octubre del 2014 y el mismo lapso del año anterior, por lo que debe fortalecerse la industria y el agro.

[email protected]