El sector empresarial de la Alianza del Pacífico (AP) asumió el compromiso de elaborar un “hilado fino” para el encadenamiento productivo entre las pequeñas y medianas empresas (pymes) de México, Chile, Perú y Colombia, e integrarlas al proceso de integración regional y multilateral, destacó Eugenio Salinas Morales, vicepresidente de Comercio Exterior del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce).

Entrevistado en el marco de la XIII Cumbre de la Alianza del Pacífico, el también integrante del Cuarto de Junto para las negociaciones comerciales internacionales dijo que la complementariedad entre las cadenas de valor irá más allá de cuestiones económicas, como en materia de migración, financiera y comercial.

“El milagro pyme que tenemos que ir haciendo, es buscar las oportunidades en donde exista la complementariedad entre los países, que a veces es difícil encontrarla, como nos ha pasado en Latinoamérica”.

Agregó que el sector empresarial tiene la responsabilidad de buscar e implantar el encadenamiento productivo para sumarse a los procesos de integración regional y multilateral, esto, traducido en cadenas locales y globales de valor.

El Comce consideró estratégica para México la diversificación de los destinos comerciales de los productos y servicios mexicanos con mecanismos regionales y multilaterales, sobre todo ante el proteccionismo de Estados Unidos.

El esfuerzo se puede y debe apoyar en la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), que a la fecha preside el mexicano Alejandro de la Peña, para hacer crecer la base “muy baja” de comercio y hacerla crecer rápidamente. Salinas Morales destacó que incrementar la relación comercial entre los diferentes países redunda en un mayor bienestar para las personas.

Sobre las cuestiones de modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) especificó que para las reuniones de este jueves y viernes en Washington todavía no hay una agenda, “estamos a la espera de una definición para prepararnos en el Cuarto de Junto”.

Consideró que no se puede desperdiciar la inercia de los nueve capítulos y los seis anexos técnicos en los que se tienen acuerdos es “una tercera parte muy buena”, destacó.

[email protected]