De eliminar la figura de subcontratación, como lo plantea el senador Napoleón Gómez Urrutia, se inhibiría la creación de más empleos y ahuyentar a inversionistas, advirtió el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos.

El proyecto de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo y de la Ley del Seguro Social, en materia de subcontratación, que se encuentra en proceso en el Senado de la República, representa un grave error, ya que busca prohibir la tercerización o subcontratación en actividades preponderantes o principales en una empresa, lo cual afectaría la generación de empleo, afirmó el dirigente empresarial.

Ayer lunes el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) dijo que el Senador Gómez Urrutia convocó a la Comisión de Trabajo y Previsión Social que él preside, para una reunión donde se pretende de manera unilateral y sin diálogo previo, la aprobación de la reforma que prohíbe la figura de la subcontratación.

“Se trata de una iniciativa preocupante, totalmente inadecuada y desproporcionada, que tendría consecuencias gravísimas para la economía de México y de todos los mexicanos, ya que genera un alto grado de incertidumbre, poniendo en riesgo la inversión nacional y extranjera, busca criminalizar las relaciones laborales y es a todas luces inconstitucional”, alertó el sector privado.

Gustavo de Hoyos sostuvo que la Ley Federal del Trabajo “no debe contener regulaciones que menoscaben la competitividad, sustentabilidad y estabilidad de las empresas, en este sentido preocupa al sector empresarial que algunos legisladores, al referirse a la tercerización o subcontratación, digan que se debe limitar a actividades indirectas que sean ajenas a las preponderantes o prioritarias en una empresa”.