El sector privado exigió a los legisladores que respeten el acuerdo de reducir la tasa del Impuesto Sobre la Renta (ISR) de 30 a 29% como estaba pactado, a lo que pidió, emprendan una revisión a fondo del gasto etiquetado para que el presupuesto federal del 2013 no sea inercial.

Así lo estableció Jorge Dávila Flores, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio Servicios y Turismo (Concanaco) al explicar que, si el Congreso revisa el detalle de diversos sectores, se pueden hacer ahorros.

En conferencia de prensa, el líder de los comerciantes del país precisó que el presupuesto debe ofrecer apoyos proporcionales e identificar a los sectores que aportan menos a la economía nacional y reciben más gasto, además de que se deberá contar con buenos sistemas de control anticorrupción y prevención.

Que se reconozcan los apoyos como el Fondo Pyme, que reconozcan lo que aporta cada sector en la economía, aunado a que aún existen partidas para rubros ya inexistentes , refirió.

Entrevistado por separado, Claudio X. González Laporte, presidente del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios (CMHN), confió en que el presupuesto del 2013 –que será presentado hoy al Congreso- sea coherente con las condiciones económicas internas y externas, aunque agregó que será de transición hacia decisiones fuertes para construir en el 2014, con reformas estructurales.

Como no se han discutido las reformas, dudo que haya tiempo para hacer cambios… , respondió a la pregunta sobre si esperan sorpresas.

El dirigente de los hombres de negocios consideró oportuno que el gobierno de Enrique Peña inicie con medidas más audaces y fuertes, como es el caso de eliminar los subsidios a los combustibles.

Es momento de ciertas medidas audaces… Insistimos en el subsidio a las gasolinas, tomar decisiones fuertes, no necesariamente en un año, pero que esté pactado en 2 o 3 años para que se tengan ingresos mayores y se tengan recursos para atacar educación, infraestructura y muchos otros rubros como la pobreza , manifestó González Laporte.

Esperan que México pueda crecer como mínimo a 4% en el 2013, siempre y cuando Estados Unidos logre hacerlo en 2%, mientras que la inflación se ubicaría en 4% anual.

El presidente de la Coparmex, Juan Pablo Castañón, advirtió que los legisladores deberán encontrar un balance con otros impuestos para reducir el ISR, como estaba establecido, y aunque están conscientes de la necesidad de los recursos para atender las propuestas de arranque del gobierno Presidente de México, es urgente que haya una reforma hacendaria.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx