La Cámara Americana de Comercio (Amcham) exhortó a la iniciativa privada a jugar un papel más activo para sortear los desafíos más importantes en materia económica entre México y Estados Unidos.

El presidente del organismo, José Zozaya, reconoció que ambos gobiernos han emprendido una agenda ambiciosa de colaboración a fin de mejorar el crecimiento económico de las dos naciones, así como para asumir compromisos para elevar la competitividad de la región.

Consideró positivo que durante su reunión en Washington, los presidentes de México, Felipe Calderón, y de Estados Unidos, Barack Obama, hayan dialogado sobre las diferencias bilaterales en materia de comercio con base en la ley, el Derecho y el respeto.

'No todos los desafíos se circunscriben al ámbito migratorio o de seguridad. La relación bilateral exige trabajar en diversos temas clave para el crecimiento económico y el bienestar social, como el comercial, logístico, ambiental y de propiedad intelectual, entre otros', expuso.

Tras subrayar que en Amcham 'estamos en línea con la visión de ambos presidentes de trabajar hombro con hombro', indicó que desde hace varios meses buscan aportar elementos, desde la óptica de la iniciativa privada, que abonen al desarrollo de la competitividad regional.

José Zozaya destacó a través de un comunicado la importancia de respetar los acuerdos ya logrados entre ambas naciones en materia de autotransporte bajo el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

De acuerdo con la Amcham, el año pasado el Congreso estadunidense detuvo el programa piloto que permitía el paso de camiones mexicanos por la frontera, lo que derivó en ciertas acciones por parte del gobierno mexicano, afectando de manera negativa los negocios en ambos lados de la línea fronteriza.

Al respecto, puntualizó en la necesidad de contar con un sistema logístico eficiente para mejorar la competitividad de la región.