La iniciativa privada exigió al Congreso saldar la deuda con sus representados y rompa con la fase de esterilidad legislativa para aprobar las reformas importantes en este periodo ordinario, si es que están preocupados por la incertidumbre del entorno económico mundial y sus efectos en México.

Les pedimos (a los legisladores) que se ocupen de hacer lo que está en sus manos para mitigar riesgos y fortalecer el mercado interno con las medidas que se propone, como estímulos a la inversión y gestión sustentable, incentivos en educación y a la investigación e innovación, simplificación fiscal y Banca de Desarrollo, la reforma laboral, lavado de dinero y seguridad nacional , establece Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Los legisladores han manifestado su preocupación por la incertidumbre del entorno económico internacional, por lo que demandamos separen sus obligaciones con México de los compromisos partidistas, y le den al país, en estos tres meses, la aprobación de leyes y reformas importantes y bien hechas: sin errores, ni superficiales, dijo el líder patronal.

Para Coparmex, en este periodo debe aprobarse la reforma laboral, porque ya son décadas de consultas y debates, en las que se deben tomar decisiones. Un supuesto costo electoral no debe pesar más que el interés de la nación y la posibilidad de multiplicar empleos. Los mexicanos reconocerán a quienes se arriesguen por el bien común, por encima del partidista o de grupos , advirtió.

A través de su videomensaje semanal, Señal Coparmex, Gutiérrez Candiani expresó que otro de los problemas que se han suscitado recientemente es el tema de competencia y regulación, en el cual urge que el Congreso legisle para otorgar autonomía de gestión a todos los organismos reguladores y de supervisión, como el SAT, Condusef, Consar, Cofetel, CRE, Cofepris y Cofeco.

Hay que dotarlos de más independencia técnica y operativa. Que den certeza jurídica a todos los actores, con una actuación apegada a derecho y con transparencia , refirió.

Un tema crucial es la delincuencia, destaca, así que es perfectamente posible aprobar, antes de abril, la ley de seguridad nacional, la legislación anti-lavado de dinero y los cambios en materia de códigos y procedimientos penales: homologarlos y terminar con el sistema actual, anacrónico y corrupto. Si hay voluntad, inclusive se puede transitar hacia el mando único policial en los estados. Sería un avance sustancial contra la debilidad de las instituciones locales, afirma el presidente del sindicato de los patrones.

Luego de que los tres principales partidos políticos plantearon su agenda legislativa, en donde hay interés por sacar la reforma laboral entre el PRI y PAN, y junto con el PRD aspiran a tener una ley de seguridad nacional, entonces la obligación es lograr también coincidencias en los contenidos, para fines de aprobación, mencionó Gerardo Gutiérrez.

lgonzalez@eleconomista.com.mx

klm