Una vez que fueron acordadas las nuevas reglas del acuerdo comercial entre los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá —próximo a firmarse—, la iniciativa privada mexicana y estadounidense pactaron mantener un diálogo bilateral permanente que fortalezcan los lazos económicos y comerciales para elevar la competitividad de la región de Norteamérica.

Ayer se llevó a cabo la décima edición del US-Mexico CEO Dialogue, en el cual líderes empresariales de México y Estados Unidos definieron prioridades del USMCA para seguir avanzando de la mano de los gobiernos de ambos países.

A través de un comunicado, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) explicó que entre algunas prioridades de política pública bilaterales a corto plazo están: la participación y la promoción del sector privado, la facilitación comercial, la innovación, la lucha contra la corrupción y el desarrollo de la fuerza laboral, entre otros.

A casi 20 años de vigencia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la iniciativa privada de EU y México dieron vida al llamado Diálogo de Ceos en el 2013, en el que participan el CCE y la Cámara de Comercio de Estados Unidos como una plataforma para fortalecer los lazos económicos y comerciales entre los dos países.

A partir de ahí, las empresas mexicanas y estadounidenses comprometidas con la inversión y los mercados internaciones se reúnen para hacer recomendaciones en la formulación de políticas económicas de ambos gobiernos, propuestas que contribuyeron a sumar y modernizar la relación bilateral con temas como el energético, comercio electrónico, pymes  facilitación aduanera, entre otros.

“Hacemos un llamado a los gobiernos de Estados Unidos y México, tanto salientes como entrantes, para revitalizar el Diálogo Económico de Alto Nivel, creado especialmente para profundizar nuestras relaciones económicas y comerciales”, expresó Juan Pablo Castañón, presidente del CCE.

Por su parte, Tom Donohue comentó: “Con un nuevo acuerdo de Norteamérica en la mano y un nuevo gobierno preparando su agenda para el futuro de México, es un momento importante para que este grupo de líderes del sector privado se reúna; tuvimos mucho de qué hablar”. Destacó que “cuando se trata de una relación económica tan significativa como la de EU y México, siempre habrá trabajo que hacer, desafíos que enfrentar y oportunidades para aprovechar. Estas reuniones dejaron en claro que las comunidades de negocios en ambos países están listas para poner energía fresca y un impulso renovado a buen uso, comprometiéndose activamente con los gobiernos de ambos lados de la frontera para impulsar políticas favorables”.

[email protected]