El sector empresarial de México se dijo listo para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Donald Trump, y advirtió que se mantendrán en alerta ante cualquier cambio de rumbo, por lo que pidieron al gobierno de Enrique Peña se negocie con equilibrios y, sobre todo, con firmeza sin permitir la desventaja.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, dijo que si así lo decide el mandatario estadounidense, desde este viernes el Grupo de Alto nivel negociador mexicano está abierto a negociar.

Precisó que el Grupo de Alto nivel conformado por empresarios nacionales y estadounidenses, a través de la Cámara de Comercio de Estados Unidos (Amcham), coinciden en fortalecer la relación de la región para competir contra otras economías. Sin embargo, hay posturas que inquietan del próximo presidente estadounidense, como generar incentivos a las inversiones a través de un plan fiscal que reduzca el Impuesto Sobre la Renta. Este miércoles por la noche se reunió el CCE con el titular de Economía, Ildefonso Guajardo, quien los llamó a sumar esfuerzos y responder a una mayor integración de la región de América del Norte. Sobre la nueva política fiscal que pudiera impulsar Trump a las empresas, el secretario de Economía mencionó: La responsabilidad fiscal es de Hacienda, pero si llegaran a cambiar los incentivos a la inversión tendríamos la obligación de revisar para hacer una contrapropuesta que mantengan incentivos a la inversión en México .

Asesores de alto perfil

El presidente de la Concamin, Manuel Herrera, expresó: el mensaje que quisiéramos lanzar es que los industriales estamos listos para negociar , y se cuenta con asesores como Herminio Blanco, negociador del TLCAN, y Luis de la Calle, que forman parte de un grupo de especialistas que nos vienen acompañando.

Tanto en el tema de especialistas como los líderes de cada uno de los sectores ya tenemos la estructura conformada y estamos listos para negociar , respondió Manuel Herrera.

Al cuestionar si existe inquietud ante una posible fuga de inversiones de empresas estadounidenses, como Ford, para regresar a producir a EU, el presidente de Concamin respondió que ha sido una coyuntura del mensaje político del nuevo presidente Trump; sin embargo, aseguró que México tiene las condiciones competitivas y se ha generado una cadena de proveeduría asiática de autopartes, por lo que el cluster automotriz es muy fuerte.

[email protected]