El sector patronal del país exigió a las tres principales fuerzas políticas en el Congreso aprobar reformas estructurales en un periodo extraordinario, puesto que México podría verse involucrado en un fenómeno de elevado desempleo o estancamiento y una persistente inflación.

Existe preocupación de que diversos riesgos latentes se combinen y produzcan un impacto severo en la recuperación, con la posibilidad de que se presente el fenómeno de la estanflación en los países desarrollados…La crisis del 2008-2009 no podrá darse por terminada hasta que los países reestructuren sus economías, para tener la capacidad de generar suficientes empleos , dijo Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente de la Confederación de Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

En su mensaje semanal la Señal Coparmex, el líder empresarial mencionó que entre los principales riesgos, destaca el de un mayor incremento en precios de hidrocarburos y otras materias primas. Asimismo, un crecimiento menor al esperado en China, la debilidad del mercado inmobiliario en naciones desarrolladas, y los problemas de déficit fiscal y deuda en Estados Unidos, Japón y Europa.

Inclusive existe el peligro de que se formen nuevas burbujas financieras por desequilibrios no resueltos desde la crisis, como la situación en el mercado de derivados.

Señores legisladores y encargados de políticas públicas: atendamos lo que el Índice para una Mejor Vida de la OCDE señala para la situación de nuestro país. Ahí reside la razón de nuestra insistencia para que se realice un periodo extraordinario de sesiones. Existe el compromiso de los tres principales partidos políticos; esperamos que cumplan con su palabra .

[email protected]

apr