Al arrancar hoy (1 de febrero) el periodo ordinario en el Congreso de la Unión, el sector empresarial exigió a los legisladores que actúen y asuman con responsabilidad su puesto para que el 2012 -año electoral- no se convierta en un lapso perdido que impacte negativamente a la economía, pues les estamos pagando con nuestros impuestos para legislar , estableció Salomón Presburger, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

El líder industrial afirmó que el piso está puesto para concentrarse dos reformas básicas que puedan detonar la competitividad de México y fortalecer el mercado interno al atraer inversiones: la reforma energética, en específico, apertura de inversión a Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE); además de la laboral.

Para el sector empresarial existe el tiempo para emprender cambios a la añeja Ley Federal del Trabajo, tales como mayor flexibilidad y quitar barreras a la contratación de empleos. Mientras que en el caso de la reforma energética ya existe un antecedente que es la Ley de Asociaciones Público-Privadas para trabajar en la apertura de inversión en sectores secundarios.

La semana pasada, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) se reunió con el presidente de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados, Ildefonso Guajardo, para plantear sus propuestas legislativas; no obstante, éste pidió primero definir con su partido, el tricolor, los temas de la agenda y posteriormente plantear la discusión de las reformas.

De acuerdo con los empresarios, el Diputado priísta se mostró afable con las propuestas de la Iniciativa Privada (IP) para sacar las reformas como la laboral y la energética, pero no hay compromiso de nada.

HAY INICIATIVAS Y TIEMPO: CCE

Mario Sánchez, presidente del CCE, afirmó que existe el tiempo y las iniciativas digeridas en materia laboral para sacar al menos dicha reforma y, con ello, que no sea un año perdido en el ámbito legislativo.

Yo espero que algo pueda salir, si no sale la laboral completa, sí que salgan ciertos fundamentales... pero sí se pueden hacer ajustes a la ley para que podamos abrir la competitividad y facilitar la contratación , consideró el líder empresarial.

Presburger dijo que en la medida que quiten barreras a la contratación y flexibilicen la ley laboral habrá más incentivos para contratar gente y se empiece a generar un mercado con menos informalidad.

Lo que ya se debió haber arreglado son los juicios laborales que pueden irse a demanda durante años y es carísimo, y se hace un incentivo perverso de que se acoten los tiempos de los juicios y con eso tendríamos un gran avance , expresó.

[email protected]