La propuesta del presidente estadounidense Donald Trump de establecer un impuesto fronterizo a las importaciones de productos mexicanos suma nuevos rechazos en Estados Unidos, pues grupos empresariales de los estados de Texas y Arizona consideran que la tasa es una mala idea que perjudicaría a los consumidores, el comercio y la economía de dichas entidades.

El principal socio comercial de Texas es México, e imponer 20% a las importaciones mexicanas para financiar un muro fronterizo dañaría la economía de Texas , dijo Chris Wallace, presidente de la Asociación de Negocios de Texas en una declaración escrita.

El tributo, conocido como Tasa de Ajuste Fronterizo (BAT, por su sigla en inglés), fue diseñado por el presidente de la Cámara Baja en EU, el republicano Paul Ryan, y es parte de una propuesta fiscal que también busca bajar la tasa de impuesto corporativo de 35 a 20 por ciento.

El presidente Donald Trump no lo respaldó originalmente por considerarlo muy complicado , pero la semana pasada lo reconsideró como una posibilidad para corregir el déficit comercial con México y, además, financiar su proyecto de construir un muro fronterizo con un costo estimado en 15,000 millones de dólares.

El BAT significa la creación de un impuesto sobre bienes importados al impedir su deducción al comercio minorista. Esta propuesta podría significar una pérdida de puestos de trabajo y un golpe a los ingresos fiscales estatales , indicó Wallace.

La Asociación de Comerciantes Minoristas de Texas indicó que se oponía a impuestos fronterizos de cualquier tipo, como la Federación Nacional de Comerciantes Minoristas (NRF, por su sigla en inglés), que considera que el BAT requeriría un incremento de precios de 15% para preservar la rentabilidad creando, efectivamente, un nuevo impuesto que pagarían los consumidores .

De acuerdo con un análisis de la NRF, el impuesto propuesto erosionaría ganancias, daño que no se compensa con los beneficios de una menor tasa de impuesto corporativo.

Los minoristas hemos dejado clara nuestra oposición a cualquier tipo de impuesto a la frontera, ya sea la idea del presidente o parte de la propuesta de reforma tributaria en el capitolio , dijo el presidente de la Asociación de Minoristas de Texas, George Kelemen.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Arizona, Glenn Hamer, indicó que imponer aranceles elevaría los precios en casi todo, incluidos los vegetales que son importados desde México.

México es el mayor socio comercial de Arizona. Los países comercian con vehículos, vegetales y muchas otras cosas. El comercio anual es de miles de millones , indicó.

Hamer dijo que una economía fuerte y saludable en México beneficia a ambos países, por lo que, aseguró, le confunde que el presidente Donald Trump está presionando por este impuesto. El presidente realizó una campaña fuerte para reducir los flujos de personas que entran ilegalmente en el país (...) Un México fuerte y vibrante va a reducir esas presiones .

La semana pasada, productores agropecuarios estadounidenses solicitaron a Trump mantener y modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, mismo que les ha permitido llegar a ser incrementalmente eficiente e innovadora .

Juntos Canadá, México y los Estados Unidos conforman una de las más competitivas y exitosas regiones económicas en el mundo , dijeron en un documento dirigido al presidente estadounidense más de 100 empresas y asociaciones en el marco del Diálogo para el Comercio de los Alimentos y la Agricultura de los Estados Unidos. (Con información de Notimex)

Sector tiene amplia dependencia de insumos estadounidenses

Avicultores piden cautela en renegociación del TLCAN

México debe actuar con mucha cautela ante la eminente renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en virtud de que cualquier modificación a lo establecido puede generar repercusiones socioeconómicas importantes no sólo a la avicultura, sino a los consumidores mexicanos, sostuvo César Quesada Macías, presidente de la Unión Nacional de Avicultores (UNA).

Al hacer un balance de lo que ha significado el TLCAN para la avicultura, Quesada Macías explicó que el sector tiene una amplia dependencia de insumos estadounidenses para su desarrollo, como es el caso de los granos forrajeros como el maíz, las pastas oleaginosas, el sorgo, así como los pies de cría, pollitos progenitores y pollitos reproductores.

Sostuvo que lamentablemente en el caso de los granos forrajeros, esta dependencia va en aumento, ya que la producción nacional no cubre las necesidades de la avicultura.

De acuerdo con un análisis de la UNA, en el 2010 la importación de maíz amarillo realizada por el sector pecuario mexicano fue de 7 millones 270,912 toneladas, volumen que llegó a 10 millones 835,589 toneladas en octubre del 2016. En ese sentido, de acuerdo con los registros durante el 2010, el volumen importado de pastas y oleaginosas alcanzó las 888,007 toneladas y para octubre del 2017 llegó a 1 millón 802,291 toneladas. De los totales referidos, 50% corresponde a importaciones realizadas por la avicultura , señala el documento.

Instó a que las autoridades de la Secretaría de Economía consideren la opinión de los avicultores y en particular de la UNA, al momento de realizar propuestas y contrapropuestas en las eventuales negociaciones con las autoridades estadounidenses. (María del Pilar Martínez)

[email protected]