El 2015 quedará marcado por el gran dinamismo de los hombres de negocios en México y en su búsqueda por recobrar esa fuerza de contrapeso y lograr una mayor interlocución con el gobierno federal, se llevaron a cabo cuatro relevos al interior del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), incluida la cabeza de sector, que por segunda ocasión repite la historia.

Tras el cambio de dirigencias durante este año, el sector empresarial mexicano decidió proyectar un rostro jovial, hábil, pero sobre todo, más combativo, a fin de que las reformas estructurales puedan permear a la microeconomía, y haya mejores condiciones de inversión, abrir empresas y generar empleos.

La participación de Gerardo Gutiérrez Candiani (GGC), presidente saliente del CCE, será recordada como un periodo fructífero de cuatro años para el empresariado mexicano, en el que su gran aporte fue la agenda de crecimiento económico que pactara con el entonces candidato a la presidencia del país, Enrique Peña, la cual logró avanzar en 60%, con los temas más trascendentales y demandados por el sector privado, como las reformas energética, hacendaria, financiera y de telecomunicaciones.

Con un camino menos empedrado, el oaxaqueño deja la estafeta a su compañero de gremio, Juan Pablo Castañón Castañón, quien fuera dirigente de la Coparmex durante tres años continuos. Mismos pasos que dio Gutiérrez Candiani al salir del gremio patronal.

Castañón tomará las tiendas del CCE en forma a partir de este 1 de enero del 2016 y se comprometió a conjuntar las agendas de los diferentes sectores, desde su propia vocación, pasando por el agropecuario, industria, comercio, turismo, banca y grandes empresas, luego de ser electo como candidato de unidad.

Así, el sinaloense deja el cargo a Gustavo de Hoyos para dirigir el sector patronal por un año, con opción a reelegirse. Esto sin mencionar, que de esta cúpula empresarial se han desprendido tres dirigentes del CCE de los últimos años.

Uno de los relevos que destacó durante este año fue el Consejo Mexicano de Negocios, que después de varias reelecciones de Claudio X. González Laporte, optó por trasladar el mandato a un joven empresario que ha demostrado dar frutos en el exterior.

Alejandro Ramírez, presidente de Cinépolis, tomó las riendas del antes llamado Club de Toby, al haber incluido sólo a hombres empresarios y por primera vez, este año, se adhirió a una mujer, quien vino a modificar las siglas del consejo.

La inclusión de Blanca Treviño, presidenta y directora general de Softtek, llevó a los 42 empresarios de género masculino a eliminar el hombres , por Consejo Mexicano de Negocios.

Además, este organismo privado se fortaleció con la llegada de nuevos integrantes, entre ellos, Santiago Álvarez Vega, de Laboratorios Pisa de Guadalajara; María Asunción Aramburuzabala, de Tresalia Capital; Carlos Danel de Grupo Compartamos; Jorge Esteve del Grupo Esteve; Juan González Moreno, de Grupo Gruma; Ángel Losada, de Grupo Gigante; José Antonio Pérez Antón, de Grupo ADO, y Laura Zapata, de Envases Universales.

A principios del año, también se llevó a cabo el relevo de la presidencia de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), cargo que dejó Francisco Funtanet al jalisciense Manuel Herrera Vega, y que llegó con un discurso fuerte para fortalecer a la industria nacional.

[email protected]