El Incremento al salario mínimo está más ligado al gasto del gobierno que al beneficio de los trabajadores -así será en tanto no se avance en la desvinculación del salario mínimo- y bajo ese parámetro se espera que se anuncie el incremento para el 2015, mismo que se pronostica se dé a conocer la próxima semana.

José Luis Carazo, integrante del Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, dijo en entrevista que el proceso de fijación del salario para el próximo año depende de los escenarios que planteen el gobernador del Banco de México, la Secretaría de Hacienda y la Secretaría del Trabajo, con quien aún no sostienen una reunión.

Reconoció que particularmente la negociación del 2014 tiene una carga política y económica muy fuerte, porque ya existen iniciativas para desindexar al salario de los ordenamientos legales, pero lamentablemente tendrán que esperar, y mientras el salario esté vinculado no lograremos acordar un aumento real, en caso de hacerlo provocaríamos un efecto inflacionario que golpearía fuertemente a los trabajadores . Luego del encuentro que sostuvo la Conasami con el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, el sector patronal prevé que el aumento que estarán en condiciones de otorgar podría ir en un rango de 4.5 a 4.7%, pues consideran imposible llegar a 5% en las condiciones en que se encuentra la economía nacional.

Asimismo, se informa que el incremento salarial para el 2014 fue de 3.9%; mismo porcentaje que se aplicó en el 2013; en el 2012 fue de 4.2%, y aunque se espera que para el 2015 no rebase 4.7%, el sector obrero mantiene su propuesta de 10% de aumento, hasta que no conozcamos el panorama laboral que presenta el secretario de Trabajo, no podremos saber con exactitud cómo o cuántas décimas arriba arrancaremos el próximo año , sostuvo Carazo.

[email protected]