La industria nacional acusó al gobierno mexicano de implementar el “autoritarismo” en el sector energético, al no consultar a la Iniciativa Privada sobre los cambios que recurrentemente realiza en la industria, la cual “asusta” a los inversionistas extranjeros, entre ellos a los estadounidenses, alemanes y franceses, que podrían relocalizar sus proyectos en otras naciones.

Así respondió Francisco Cervantes Díaz, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), quien manifestó estar en contra de medidas arbitrarias.

Ante los posibles cambios en la Comisión reguladora de Energía (CRE) en materia de abasto, el líder de los industriales demandó mantener una mesa de diálogo con el gobierno para ver en qué se puede avanzar y en qué no.

Estos cambios nos afectan, llamamos al diálogo, que podamos tener con la Secretaría de Energía, y buscar los mejores mecanismos. Pero estamos en contra del autoritarismo en estos temas”, acotó Cervantes Díaz.

Los empresarios argumentaron que cuentan con todos los medios para dar batalla legal, en caso de que se modifiquen las reglas del juego –pactadas en la reforma energética-, aunque lo preferible sería negociar antes de cualquier modificiación.

En el marco de la Séptima edición del reporte Covid Industrial de la Concamin, los embajadores de Alemania, Francia y Estados Unidos para este organismo empresarial, lamentaron que México se encuentra en una etapa de incertidumbre sobre las reglas del juego en materia energética, para lo cual calificaron como una medida “medieval y atemorizante”.

El embajador de Alemania para la Concamin, Joachim Elsaesser, comentó que México es considerado como el país “tigre” de América Latina (el más importante en materia  económica), no obstante, “en los últimos meses estamos observando un cambio que nos preocupa, que hasta México puede perder el rol de ser un tigre, y también un país líder. Una de las cosas que nos asusta, es la nueva política energética de México, la que dice no al cambio climático”, aseveró.

Al respecto, Larry Rubin, representante del Partido Republicano Estadounidense en territorio mexicano, explicó que “si el inversionista en Nueva York, París, o Frankfurt, está viendo cambios en leyes erráticos sobre promesas ya hechas, definitivamente causa preocupación y es un factor adicional en la toma de decisión”.