La próxima semana iniciará el proceso de licitación -aún por definir si es nacional o internacional- para la compra de más de 103 millones de piezas de cuidado personal (cubrebocas, gel antibacterial, botas quirúrgicas, gorros quirúrgicos) se utilizarán para el primer trimestre de 2021, informó Humberto Pedrero, Director de Administración del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En conferencia de prensa destacó que esos 103 millones de piezas representa “la mayor compra en una sola convocatoria, que se hará en una institución pública en México”, para tener una referencia, dijo, para respiradores N95 que compraba el Instituto cada año un poco menos de un millón de piezas.

La compra se elevó entonces a más de 30 millones de piezas, “lo mismo pasó en todos los países. Esto generó un exceso de demanda y por lo tanto un mercado con precios muy, muy variables, y lo que hicimos fue buscar en todo el mundo”.

De ahí que “el plan es lanzar una licitación pública la próxima semana para hacer la compra de lo que llama el área médica, la probable segunda ola por la probable sindemia, que será lo que tendremos que consumir del primero de noviembre para adelante”.

El principal objetivo, dijo, es que haya una mayor participación de oferentes en todo el mercado que permita obtener los mejores precios, “creemos que el mercado ya está mucho más estabilizado, las últimas investigaciones de mercado muestran que los precios han bajado entre 30 y 40% respecto a lo que se veía hace dos meses un poco en el pico de la pandemia”. 

En ese sentido, la próxima semana se publicará la licitación en COMPRANET y todo el proceso será transmitido en vivo a través de las redes sociales del Instituto, así como se está haciendo desde el día de ayer para las compras de bienes del Instituto. 

El objetivo es lograr tener 20 millones de batas, 14.8 millones de respiradores N95, KN95 o N99; un poco más de 2 millones de goggles; un poco más de 28 millones de cubrebocas tricapa, gel antibacterial, botas quirúrgicas, gorros quirúrgicos, jabón para manos y soluciones antisépticas. 

Al respecto, el director general, Zoé Robledo, apuntó que “es parte de la nueva normalidad y parte de la nueva normalidad de las instituciones de salud el uso ya permanente en muchas áreas de equipos de protección personal. Entonces, ante ese escenario es que tenemos que normalizar ya la adquisición de este tipo de insumos”.