El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) rechazó toda conducta contraria a los derechos de las mujeres que forman parte de su equipo laboral. 

Esta autoridad recordó que desde su conformación, hace ocho años, ha implementado acciones que contribuyen a garantizar la igualdad entre hombres y mujeres, así como para crear ambientes laborales libres de violencia.

Lo anterior fue un pronunciamiento oficial, después de que el fin de semana se conociera un caso de acoso sexual ocurrido a una trabajadora al interior del instituto.

Se trata del director general de Supervisión y Verificación de Regulación Asimétrica del IFT, Manuel Alejandro Hernández Mexia, que fue acusado por una trabajadora de acoso laboral y sexual en el año 2020.

Esta información fue ventilada en redes sociales y bajo la oración “YoTambienIFT”. A su vez, la organización Conectadas dio eco de este hecho y ello también obligó a que comisionados del IFT fijaran una posición a nombre propio, previo a que en la mañana de este lunes se conociera la postura oficial del IFT.

Para resguardar la identidad de la trabajadora, la organización Conectadas califica a esta persona como “Ella” y cuenta que fue una empleada del IFT desde la creación de este organismo, aunque fue despedida en septiembre pasado.

“Ella trabajó en el IFT desde su creación y nunca había tenido un problema administrativo ni de otro tipo. Pero, desde 2020 que fue nombrado Manuel Alejandro Hernández Mexia como director general de Supervisión y Verificación de Regulación Asimétrica, su vida (y en cierto grado la de más personas) ha sido un suplicio por el acoso sexual y laboral que ella ha recibido por parte de su superior jerárquico”.

“Ella acudió a las instancia legales que el IFT de vanguardia puso a sus disposición y lo que consiguió es que no sólo la desprestigiaran, sino que la corrieran y el 17 de septiembre le notificaron su cese por ‘pérdida de confianza’ sin mayor explicación, con efectos inmediatos, re-victimizándola una vez más”, informó Conectadas.

IFT dice no haber sido omiso

En respuesta, el Instituto Federal de Telecomunicaciones dijo que además de su trabajo regulatorio, se ha dedicado en estos ochos a construir sensibilización de su personal, esto con el objetivo de generar un cambio en la cultura de trabajo e igualdad entre hombres y mujeres.

El regulador también dijo que su trabajo también ha pasado por construir mecanismos de atención y sanción del acoso y hostigamiento sexual y laboral:

Ha sido nuestra prioridad construir una política institucional de respeto y garantía de derechos humanos, particularmente de las mujeres. La apuesta se ha enfocado en la sensibilización y capacitación del personal para generar un cambio cultural a favor de la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres, también en la generación de mecanismos de atención y sanción del acoso y hostigamiento sexual y laboral, y en la implementación de programas dirigidos exclusivamente a mujeres con el fin de promover su liderazgo y empoderamiento”, afirmó la autoridad. 

El IFT dijo haber conocido del caso, antes de que éste saliera a la luz.

“Se utilizaron los medios institucionales existentes para atender este caso”, dijo.

De esta manera, la persona denunciada, Manuel Alejandro Hernández Mexia, tuvo que presentar su denuncia y nunca hubo represalias contra la víctima del acoso.

“Reconocemos que estos mecanismos no fueron suficientes para salvaguardar su integridad y es por ello que reiteramos el compromiso institucional de trabajar en este sentido para que esta situación no vuelva a repetirse. Condenamos las manifestaciones sexistas y de odio que únicamente han contribuido a la re-victimización de la persona denunciante”, afirmó el IFT.

Derivado de estos hechos, el IFT aseguró que actualizará sus mecanismos de prevención del acoso y que creará un grupo de trabajo respaldado por mujeres expertas en la materia, para que le ayuden a generar nuevos procesos de inclusión y erradicación de violencia laboral.

Este grupo estará integrado por Merilyn Gómez Pozos, coordinadora general de Vinculación Institucional del IFT; por Angelina Mejía Guerrero, coordinadora general de Comunicación Social; Rebeca Escobar Briones, titular del Centro de Estudios; Jrisy Esther Motis Espejel, investigadora en Competencia Económica; y Silvia Pérez Chavarría, directora general de Análisis de Medios y Contenidos Audiovisuales.

También por Verónica García Herrera, directora de Formación y Desarrollo; Jéssica Covarrubias Sánchez, directora  de Transversalización de la Perspectiva de Género; y Verónica Ruíz González Luna, directora de No Discriminación.

Todas ellas serán coordinadas por la titular de la Dirección General de Igualdad de Género, Diversidad e Inclusión, María José Morales García. El grupo además mantendrá comunicación y solicitará opiniones de la asociación civil Conectadas.