Barcelona, Esp. Fabricantes, operadores, analistas y organismos civiles interesados en la industria de telecomunicaciones conocerán antes de junio un plan del Instituto Federal de Telecomunicaciones que detallará las frecuencias disponibles y susceptibles para ser explotadas en servicios de quinta generación o 5G y otras tecnologías relacionadas.

De ser así, México se convertirá en el primer país latinoamericano en contar con una hoja de ruta bien establecida sobre explotación de espectro para 5G en bandas, como por ejemplo, de 3.4 GHz y en las frecuencias milimétricas que van de los 24 a los 86 GHz, y entonces la industria contará con mayor certeza de hacia dónde y en qué plazos orientar sus inversiones en este rubro.

Sólo Europa y naciones de Asia han bosquejado con mayor claridad y licitado ya frecuencias para este tipo de comunicaciones hombre-hombre o máquina-máquina.

“Lo que queremos conseguir es una claridad de lo que tenemos disponible, lo que debemos reordenar y de lo que funciona con esta tecnología una vez que esté estandarizada. Básicamente, contar un plan para que la industria sepa, por ejemplo, qué bandas consideramos como medias, bajas o altas; para cobertura o para capacidad y porqué las proponemos para qué servicios. Básicamente conocerán lo que ya les hemos platicado, pero ahora será en un documento serio, en papel”, platicó Alejandro Navarrete, jefe de la Unidad de Espectro Radioeléctrico del IFT, que esta semana sostiene aquí reuniones ministeriales con sus pares reguladores e industriales de América, Asia y Europa relacionadas con este sector.

“Para tenerlo más claro, será un eje de ruta que definirá nuestros planes de cara a los siguientes años y la industria tendrá claridad de lo que hagamos. Creemos que será muy importante para el mercado (…)  Sí, será como una guía para la siguiente década, porque será un documento de mayor calado y alcance para los siguientes años y esperamos presentarlo en un par de meses”.

En tanto el pleno del regulador conoce y, en su caso, aprueba ese documento, la Unidad de Espectro Radioeléctrico continúa en simultáneo los trabajos para sacar a concurso en 2020 las licitaciones de frecuencias de 3.4 GHz y de 600 MHz, la primera en proceso de reordenamiento y la segunda ya retomada por el Estado tras el proceso de transición a la televisión digital.

De acuerdo con Navarrete Torres, las intenciones del IFT están entre reordenar el espectro que va de los 3.3 a los 3.6 GHz y “mover” a los actuales tres concesionarios de esa banda (Telmex/Axtel/AT&T) hacia la parte “más alta” y crear bloques contiguos de frecuencias, más amplios y técnicamente más aptos para explotarlos posteriormente en 5G. 

La banda de los 3.4 GHz en México va de los 3.3 a los 4.2 Gigahercios y en otros mercados se le identifica como de “3.3 GHz” o de “3.5 GHz”.

A la fecha, el regulador ya tiene definido que al menos 300 Megahertz de esas frecuencias se explotarán en servicios de 5G, incluidos los 150 que ya poseen AT&T, Axtel y Telmex y si es de su interés retenerlos.

A la par, el IFT también se encuentra estudiando la manera en obtener un total diez Gigahertz de ancho de banda repartidos entre el espectro milimétrico que va de los 24.25 a los 86 GHz e igualmente destinarlos a servicios de quinta generación, tras una “combinación” con bandas de cobertura como la de 600 MHz.

“Tenemos espectro libre en los 57 a 64 GHz; de los 71 a 76 y de los 81 a 86 GHz”, dijo Alejandro Navarrete. “Estamos ideando y escuchando lo que se hace para 5G, acorde con lo que hace Europa y otras países de avanzada. Por ahora buscamos unificar y conseguir allí cerca de diez Gigahertz para servicios inalámbricos y licitar en 2020 las bandas de 3.4 GHz y de 600 MHz, porque en este año se acabará de estandarizar la tecnología 5G y para allá iremos”.

rrg