El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) resolvió multar con más de 410 millones de pesos a la empresa Pegaso PCS, S. A. de C. V., filial de Movistar, por incumplir los niveles mínimos de calidad requeridos en la prestación de servicio que exige el Plan Técnico Fundamental de Calidad del Servicio Local Móvil en vigor.

La sanción es resultado de un procedimiento administrativo seguido en el IFT con el que busca vigilar la adecuada prestación de los servicios de telecomunicaciones al usuario.

NOTICIA: Necesario que condiciones de subasta en espectro no suban: Telefónica

Entre todos esos análisis y procedimientos, el IFT concluyó uno realizado el 21 de enero en la ciudad de León, Guanajuato.

Como resultado de ese proceso, se comprobó que Pegaso PCS S. A de C. V., tuvo una proporción elevada de intentos de llamada fallidos, por lo que de conformidad con la Ley, se inició un procedimiento de sanción en el que se concedió a la empresa concesionaria el pleno ejercicio de sus garantías de audiencia y legalidad , dijo el IFT en un comunicado.

Analizados los argumentos expuestos por la concesionaria, y de conformidad con la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, por mayoría de cinco votos contra dos, el Pleno del IFT determinó imponer la sanción mencionada.

NOTICIA: No es momento de aplaudir al IFT: Purificación Carpinteyro

La determinación puede ser impugnada en amparo indirecto dentro de los 15 días hábiles siguientes a su legal notificación.

Con información de Nicolás Lucas

mfh