Grupo Televisa deberá hacer separación contable de sus servicios, compartir su infraestructura, publicar información relevante en materia de publicidad, además que un regulación más rigurosa para la adquisición de contenidos, derivado de las nuevas medidas de preponderancia del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Cómo parte de la resolución de la revisión bienal de medidas de preponderancia que realizó el IFT, Televisa deberá prestar el servicio de emisión de señal en caso de que no exista espacio para compartir infraestructura pasiva siempre que sea técnicamente factible.

En materia de contenidos relevantes, no podrá adquirir, directa o indirectamente, derechos para radiodifundir en exclusiva contenidos audiovisuales relevantes, a menos que pueda sub-licenciarlos a otros concesionarios de televisión radiodifundida.

En publicidad deberá publicar información relevante sobre los términos y condiciones en las que ofrece la comercialización de espacios publicitarios y deberá entregar anualmente al IFT información sobre los espacios publicitarios vendidos a anunciantes del sector de telecomunicaciones.

Adicionalmente, deberá presentar su contabilidad separada por servicios.

También deberá desarrollar e implementar un sistema electrónico de gestión al que podrán acceder en todo momento el Instituto y los concesionarios solicitantes, por vía remota.

El IFT destacó que las medidas de preponderancia fue aparejada de consultas públicas, análisis económicos, técnicos y jurídicos con la finalidad de fortalecer en todos sus ámbitos las medidas impuestas.

De esta forma, el IFT seguirá impulsando condiciones de competencia efectiva en los mercados, promoviendo el acceso universal a los servicios de las telecomunicaciones y radiodifusión en condiciones de calidad, precios competitivos, seguridad y diversidad , dijo.

erp