En la presente licitación de frecuencias de radio, que hasta este viernes había logrado una recaudación histórica de 1,300 millones de pesos sólo por las señales de FM, la industria se ha mostrado dispuesta a ofertar los montos económicos mínimos exigidos por las estaciones que han sido de su interés pero que anteriormente rehusó pagar por las prórrogas de las concesiones que ya tenía en las mismas ciudades y que fueron la base de referencia para poner precio a las señales que ahora están en disputa.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones empezó la semana con la subasta para colocar 191 estaciones de Frecuencia Modulada en el mercado y que concluirá este lunes 13 con la puja definitiva para 14 señales que en la tarde del viernes todavía eran objeto de competencia por parte de los interesados.

De acuerdo con el regulador, hasta el viernes por la tarde los radiodifusores ya establecidos y nuevos actores, entre personas físicas y morales, habían presentado 5,823 ofertas por 177 estaciones. En total, hasta ese día habían participado 159 postores que vienen de la industria establecida y los que quieren ser nuevos jugadores.

NOTICIA: La CDMX, el objetivo en licitación de TV para competir a Televisa y Azteca

En el proceso están participando miembros actuales de la industria y también nuevas voces; estamos encontrando un importante número de personas físicas y morales que no están identificadas con ningún grupo actual , platicó Alejandro Navarrete, titular de la Unidad de Espectro Radioeléctrico del IFT.

El jefe de UER recordó que el mecanismo para adjudicar las frecuencias es el de subasta ascendente, en el que el interesado que presente la mejor oferta se quedará con la estación que haya sido de su elección. Por lo anterior, resulta sorpresivo que la industria se haya decantado por elevar sus apuestas en la licitación de radio.

Los valores de las contraprestaciones que se determinaron para las prórrogas fueron de la misma fórmula para determinar los montos mínimos de referencia, por lo que sorprende que la industria, que tanto se quejó respecto de los valores de las contraprestaciones, muchos de ellos que están participando en la licitación sí están dispuestos a pagar muchísimo más por una frecuencia en las plazas en las cuales no estaban dispuestos a pagar la contraprestación de prórrogas y que, insisto, eran igual a los valores mínimos de referencia (en actual la subasta de radio) , añadió Alejandro Navarrete.

NOTICIA: Los concesionarios de radio, ¿protagonistas de la licitación de TV?

En 2016, los industriales de la radio mantuvieron un pulso con el IFT por los montos económicos de los refrendos de muchas de sus concesiones que ya habían vencido o que estaban próximas a vencer. Los radiodifusores alegaron que alrededor de 500 emisoras operaban en la incertidumbre por la indefinición en la ampliación de sus concesiones y por las altas cuotas que debían pagar por los refrendos.

El regulador mantuvo una postura en el sentido de que la fórmula para determinar los montos de los refrendos se había definido con base a valores del mercado, del año 2009 y con el visto bueno de la Secretaría de Hacienda.

NOTICIA: ¿Perseguirán los indicios de poder sustancial a Radio Centro en la licitación de TV?

Los radiodifusores y el regulador elevaron el tono a fines de año, cuando los primeros rechazaron pagar por refrendos sobrevalorados , a lo que el segundo alegó que los montos eran para concesiones refrendadas por 20 años y no por 12, como venía ocurriendo anteriormente.

Más tarde, la Presidencia de la República intervino con el anuncio de créditos blandos de 2.5 millones de pesos para aquellas emisoras con alcance en localidades de hasta 50,000 habitantes y préstamos de Nacional Financiera de hasta 15 millones de pesos a los grupos más grandes y que dejaran como garantía de cumplimiento su propia concesión.

NOTICIA: ¿Qué puede aprender Radio Fórmula de MVS y GRC en televisión?

De esa manera regulador y radiodifusores cerraron ese capítulo. Y este nuevo es el mercado el que está hablando , expuso Alejandro Navarrete:

El mensaje aquí es que en la licitación es el mercado el que está hablando; no es cuestión del IFT, de algún particular o de algún comentarista. En esta ocasión es el mercado el que está manifestando el verdadero interés que existe por las frecuencias y las localidades determinadas .

undefined