Infraestructura Energética Nova (IEnova), la filial mexicana de Sempra Energy, anunció un proyecto para desarrollar, construir y operar una terminal marina de recibo, almacenamiento y entrega de hidrocarburos, principalmente gasolina y diésel, dentro del Centro Energético La Jovita, localizado 23 kilómetros al norte de Ensenada, Baja California y con el cual tiene ya comprometida la mitad de la capacidad con la estadounidense Chevron.

Con una inversión de aproximadamente 130 millones de dólares, la terminal generará alrededor de 600 empleos durante su construcción. Se espera que la terminal inicie operación comercial durante la segunda mitad de 2020.

El proyecto denominado Baja Refinados permitirá ampliar las opciones de suministro, mejorar la logística y aumentar la confiabilidad en el abasto de productos refinados en Baja California, lo que se traducirá en beneficios para los consumidores de la región.

IEnova, a través de sus subsidiarias, será responsable de la implementación total del proyecto, incluyendo la obtención de los permisos, ingeniería, procura, construcción, financiamiento, operación, y mantenimiento de la terminal.

Asimismo, IEnova firmó de un contrato de largo plazo con la empresa Chevron Combustibles de México para el almacenamiento y entrega de hidrocarburos, principalmente gasolina y diésel. El acuerdo permitirá a Chevron Combustibles de México utilizar aproximadamente el 50% de la capacidad de almacenamiento de la terminal. Adicionalmente, otra subsidiaria de Chevron tendrá la opción de adquirir el 20% de la terminal una vez que ésta entre en operación comercial. Chevron Combustibles de México es una empresa subsidiaria de Chevron Corporation, una de las empresas refinadoras más grande de la costa oeste de los Estados Unidos de América. La Terminal de Baja Refinados permitirá abastecer su creciente red de estaciones de servicio Chevron en Baja California, así como a consumidores comerciales e industriales.

Ésta es la cuarta terminal de productos refinados de IEnova en el país, lo cual es consistente con su compromiso de posicionarse como líder en el segmento de transporte y almacenamiento de refinados, así como contribuir al desarrollo de infraestructura energética en México. Esta transacción también amplía la cartera de clientes de IEnova incorporando una empresa refinadora y de comercialización de combustibles de clase mundial, detalló la empresa.

kgarcia@eleconomista.com.mx