Durante el último trimestre del 2018 la captación de Inversión Extranjera Directa (IED) de México cayó 14.8% a 5,029.8 millones de dólares en cifras preliminares, con lo que rompió la racha de crecer durante los primeros tres trimestres del año pasado.

Justamente, debido al impulso de los primeros nueve meses del 2018, el monto total de IED recibido por nuestro país durante el año completo alcanzó un balance positivo al crecer 6.4%, al sumar 31,604.3 millones de dólares, según los datos preliminares divulgados por la Secretaría de Economía.

La expansión de 6.4% fue, no obstante, inferior al salto de 11.1% que se observó en el 2017.

La Secretaría de Economía precisó que la cifra preliminar de enero a diciembre del 2017 fue de 29,695 millones de dólares. En tanto, el dato definitivo para el 2017 fue de 31,091 millones, con lo cual “un diagnóstico completo del resultado para todo 2018 requiere de los ajustes a las cifras que se harán en los siguientes trimestres y de la cual daremos cuenta oportunamente”, expuso en un comunicado.

El extitular de Economía, Ildefonso Guajardo, estimó que el último año del sexenio de Enrique Peña Nieto cerraría con una captación de capitales externos por 35,000 millones de dólares. No obstante, en el último trimestre del 2018 se presentó la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, lo que habría frenado inversiones.

Otro factor que se sumó a la incertidumbre de los inversionistas para aterrizar sus capitales durante el 2018 fue la negociación del Tratado México, Estados Unidos, Canadá, que se espera remplace al vigente Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

La dependencia que encabeza Graciela Márquez detalló que los 31,604.3 millones de dólares registrados de enero a diciembre del 2018 son el resultado neto de la suma de 37,791.6 millones por concepto de flujos de entrada, menos 6,187.3 millones contabilizados como disminuciones de IED.

La IED registrada a la fecha durante el año 2018 provino de 3,839 sociedades con participación de capital extranjero, para lo cual destacan los capitales destinados a la manufactura con 49.1%; generación de energía eléctrica, agua y gas, 13.5%; comercio, 8.9%; servicios financieros, 7.9%; y, minería, 4.4 por ciento. Los sectores restantes captaron 16.2 por ciento.

La dependencia refiere que por tipo de inversión (origen del financiamiento): 38.8% fue a través de reinversión de utilidades; 36.3% por nuevas inversiones y 24.9% por cuentas entre compañías.

Estados Unidos se mantiene a la cabeza como la nación que mayores capitales inyecta a la economía mexicana, con 38.8%; seguido de España con 13.1%; Canadá, 10.1%; Alemania, 8.2%; Japón, 6.7%, otros países aportaron el restante 23.1 por ciento .

[email protected]