La constructora mexicana ICA-Fluor obtuvo la adjudicación de dos de los seis paquetes de infraestructura y servicios con los que se construirá la nueva refinería de Dos Bocas, Tabasco: los paquetes 1 y 3, que son los de mayor valor económico de la obra y por lo menos representarán la cuarta parte de la inversión.

"La Secretaría de Energía asignó a ICA-Fluor los paquetes 1 y 3 de la nueva refinería de Dos Bocas. El paquete 1 es relevante por su valor de 2,000 millones de dólares. En ese paquete van las plantas combinada y coquizadora retardada. El paquete 3 abarca la planta desintegradora catalítica, la isomerizadora de butanos", publicó el comisionado de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) Luis Guillermo Pineda Bernal en su cuenta de Twitter.

A principios de este mes, la secretaría de Energía informó que la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco, se dividirá en seis paquetes de equipos que se licitarán a finales de este mes, aseguró la secretaria de Energía, Rocío Nahle, durante su participación en la ceremonia de inicio de los trabajos de esta obra que tendrá un costo estimado de 8,000 millones de dólares y una capacidad de 340,000 barriles diarios.

Los seis paquetes en que se dividirán las licitaciones son:

  1. Planta combinada y coquizadora de productos.
  2. Planta hidrodesulfuradora de diésel, de gasóleos, hidrodesulfuradora de naftas y reformadoras de naftas.
  3. Planta de desintegración catalítica, planta de isomerización de butanos, pentanos y hexanos, recuperadora de azufre, productora de hidrógeno Y planta de alquilación.
  4. Plantas de aguas amargas fenólicas y no fenólicas, regeneradoras de aminas y tratamiento de gases.
  5. Equipos de almacenamiento y manejo de productos.
  6. Construcción de servicios e integración de las plantas, edificios y urbanización interna.

Así, pretenden iniciar en julio con la procura de los equipos más grandes de este nuevo centro cuya capacidad equivaldrá a 21% de la capacidad actual del país, con la promesa de que arrancará con operaciones en tres años mediante un programa de ejecución acelerada.

La planta será diseñada para el proceso de crudo Maya de 22 grados API producirá 170,000 barriles diarios de gasolina y 120,000 barriles diarios de diésel. En el terreno de 566 hectáreas propiedad de Pemex, se instalarán 17 plantas de proceso y en se generarán 100,000 empleos directos.

La refinería recibirá el crudo que se extrae en esa zona del Golfo de México y enviará productos vía marítima a las terminales de Tuxpan, Veracruz, Pajaritos y Progreso, además de que se conectará con la red de poliductos de Minatitlán y de ahí partirá a la Ciudad de México y a Salina Cruz para que también vía marítima sea posible surtir al Pacífico.

[email protected]