El sector comercio, servicios y turismo de México registró una afluencia ocupacional del 50% durante el periodo vacacional de la Semana Santa, principalmente en los destinos turísticos, lo que permitió un respiro “ligero”, luego de casi un año de ser los más afectados por la pandemia del Covid-19.

Aunque, el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), José Manuel López Campos, reconoció que las restricciones implementadas por Canadá para que los turistas no visiten México, sí afectaron a los destinos turísticos del Sureste.

De acuerdo con cifras proporcionadas por afiliados a este organismo empresarial, “se tuvo unas vacaciones de Semana Santa con buena afluencia en los principales destinos turísticos del país”, afirmó.

Tras un año de la presencia del Covid-19 que obligó al resguardo de la población, y ahora con la vacuna, sumado a las medidas de protección implementadas por las autoridades y el sector empresarial para evitar contagio, se observó que los vacacionistas, principalmente mexicanos, optaron por los sitios de sol y mar, de modo que varias playas lucieron concurridas.

El representante de la Concanaco señaló que los destinos más demandados de playa fue Cancún, Riviera Maya, Riviera Nayarita, Vallarta, Los Cabos y Acapulco, sitios en donde los hoteles registran una ocupación de más del 60%, en promedio, de las habitaciones que están operando. En contraste, Oaxaca no alcanzó la ocupación estimada, pues apenas logró un 30 por ciento.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx