A pesar de la oposición que existe, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) afirmó que el gobierno de México honrará el compromiso, establecido en enero del 2016, de colaborar con los Emiratos Árabes Unidos (EAU) para establecer conectividad aérea entre dichas naciones, utilizando una quinta libertada aérea (la cual permite a la aerolínea de un país aterrizar en el territorio de otro, efectuar el ascenso y descenso de pasaje o carga y después continuar hacia un tercer país).

La aerolínea Emirates solicitó los permisos requeridos para volar de Dubai a Barcelona y posteriormente a la Ciudad de México, con una frecuencia diaria (se prevé que arribe a las 4 de la tarde y se retire a las 11 de la noche) a partir de noviembre. Sin embargo, aún están en proceso de negociación para obtener los slots (horarios de despegue y aterrizaje).

Sobre la inconformidad que ha manifestado Aeroméxico al respecto, argumentando que esa aerolínea “goza de subsidios y facilidades por parte de su gobierno que constituyen una competencia inequitativa frente al resto de las aerolíneas en la industria”, la dependencia informó que la empresa “está en su derecho de demandar un amparo, aunque resulta difícil acreditar un daño cuando los permisos para operar la ruta aún no han sido otorgados, no existen vuelos ni tarifas en operación de Emirates para acreditar un subsidio”.

Además, recordó que la aerolínea bandera de México anunció que no reiniciará la operación de la ruta México-Barcelona, como lo anunció previamente, como una forma de protesta.

El vuelo se complica

La dependencia precisó que luego de haber consultado con la industria aérea las alternativas de nueva conectividad, el 8 de diciembre del 2016 se firmó un memorándum de entendimiento entre las autoridades aeronáuticas de México y EAU, en el cual se pactaron derechos de quintas libertades en vuelos de pasajeros para las aerolíneas de ambos países. Para las aerolíneas mexicanas: Copenhague, Estocolmo, Lisboa, Madrid y París, dos puntos a elegir entre Milán, Zurich, Ginebra y un punto adicional en Italia, así como Barcelona, esta última a ser operada en un plazo de dos años a partir de la firma del memorándum.

Y en el caso de los EAU: Copenhague, Estocolmo, Lisboa, Dakar y Casablanca, dos puntos a elegir entre Milán, Zurich, Ginebra y un punto adicional en Italia, así como Barcelona, esta última a ser operada en un plazo de dos años a partir de la firma del memorándum, que es a la cual apeló Emirates.

“La ciudad es un hub para medio oriente”

Cancún seguirá buscando vuelo directo desde Dubai

El director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo (CPTQ), Darío Flota, confió que el buen resultado que tendrá el vuelo de Dubai-Ciudad de México (con escala en Barcelona) que iniciará la aerolínea Emirates permitirá seguir negociando una nueva ruta directa a Cancún.

“El valor de ese vuelo radica en que Dubai es un hub para toda la región de Medio Oriente y se convierte en la primera puerta de entrada para India, que es otro gran mercado que no hemos tocado como país, pero es fundamental para la diversificación de países emisores de turismo”, comentó.

Desde su perspectiva, aun cuando Aeroméxico siguiera con sus planes de volar la ruta Barcelona-Madrid, no se podría obtener el beneficio de llegar a otras regiones.

Flota, quien desde hace más de un año y medio ha buscado la conectividad hacia Dubai, manifestó que los vuelos de Dubai a Nueva York “van llenos” de pasajeros de India y Pakistán”, quienes suelen realizar vacaciones de hasta un mes y los destinos mexicanos pueden ser un atractivo complemento.

“Esperamos el inicio del nuevo vuelo de Emirates y que se den cuenta de que el potencial de crecimiento es elevado, lo que permitirá que también lleguen a Cancún, a donde el vuelo puede realizarse sin ninguna escala. No hay duda, es una gran ruta”, refirió el director del CPTQ.

Flota también explicó que dicha aerolínea ya incluye los atractivos mexicanos en su portafolio de producto, porque su vuelo Dubai-Houston conecta a México vía American Airlines, que se ha convertido en su gran aliado. (Alejandro de la Rosa)

[email protected]