La empresa multinacional Honeywell, enfocada en proveer sistemas de software, trabaja en el fortalecimiento de la iniciativa de ciudadanía corporativa llamada Honeywell Hometown Solutions, la cual se centra en temas sociales, ayuda humanitaria y prevención de accidentes, misma que en la última década ha dirigido más de 35 proyectos para rehabilitar escuelas y centros comunitarios en México, con la participación de más de 5,000 voluntarios, comentó en entrevista Craig Breese, CEO de Honeywell para Latam.

“En México, en los últimos 10 años hemos llevado a cabo 35 proyectos de rehabilitación de escuelas y centros comunitarios donde han participado más de 5,000 voluntarios de Honeywell para ayudar en diferentes proyectos, lo que hicimos ahorita fue la reconstrucción de una escuela en San José Ixtapa Zihuatanejo, Guerrero, que fue destruida por el terremoto del 19 de septiembre del 2017”, explicó.

Luego de un proceso selectivo, la firma decidió brindar un apoyo económico para construir la escuela que tiene 213 alumnos. El proyecto está considerado para completarse en los próximos siete meses e incluye la reconstrucción de seis salones de clases, un salón de cómputo, una oficina para la dirección, el patio, la cafetería y los baños para niños y niñas. La nueva construcción también servirá como refugio comunitario en caso de presentarse un desastre natural.

Como parte de su RSE, Honeywell ha desarrollado otros programas en los últimos años, con Pronatura donde enseñan a estudiantes, sobre todo de primaria y secundaria, a apreciar el medio ambiente, cómo tratarlo, guardarlo e incluso cómo ser interactivo con él; por ejemplo, el reciclaje del agua, o la capacitación de maestros para generar proyectos medioambientales en beneficio de la comunidad escolar, sobre todo en el Estado de México y la CDMX.

Finalmente, Craig Breese destaca que la clave del éxito de la estrategia de RSE es que han sabido seleccionar los proyectos que realizarán, además de que todo es ético 100%, ya que no hay manos corruptas ni intermediarias que puedan desviar el objetivo que recibe la comunidad y trabajar con la ayuda del gobierno municipal o instituciones como la SEP que tienen que certificar nuevas escuelas, asegurándose de tener profesionales con experiencia que saben cómo llevar a cabo un proyecto como éste.