Tokio. - Honda Motor, segundo constructor automotor de Japón, anunció que su beneficio neto se duplicó prácticamente en el ejercicio 2009-2010, concluido a fines de marzo, gracias a las reducciones de costes.

Honda obtuvo un beneficio neto de 268,400 millones de yenes (2,870 millones de dólares), pese a que el volumen de negocios cayó un 14.3%, a 8.579 billones de yenes.

El grupo explicó en un comunicado haber "reducido los gastos administrativos y generales y los presupuestos de investigación y desarrollo".

Su vicepresidente, Koichi Kondo, precisó en una rueda de prensa que el grupo "redujo los costes de sus campañas de promoción".

El constructor afrontó condiciones de mercado difíciles, y sólo vendió 9,639 millones de motos en todo el mundo, un 4.7% menos que en el ejercicio anterior.

Las ventas mundiales de automóviles bajaron un 3.6%, a 3,392 milones de unidades. Cayeron en América del Norte y Europa, pero aumentaron en Japón y Asia.

El constructor espera relanzar sus ventas de motos y automóviles en el ejercicio 2010-2011, aunque anticipa una tasa de cambio muy desfavorable, a 90 yenes por un dólar y 120 yenes por un euro.

Honda fue el único constructor automotor japonés que terminó el año 2008-2009 con beneficios, gracias a que las ventas relativamente sólidas de motos compensaron el hundimiento del mercado automovilístico mundial, arrastrado por la recesión.