Será hasta el onceavo mes cuando Honda de México reanude la producción de vehículos en su planta de Celaya, afectada desde el 28 de junio pasado por una inundación en la zona en donde se asienta, ocasionada por el desborde del río Laja.

La armadora japonesa en México señaló que a partir del día del siniestro se tuvo que suspender la producción por seguridad de los trabajadores y daños en las instalaciones.

En un comunicado, explicó que durante julio y una vez que el agua se retiró de las instalaciones, los asociados de Honda se dieron a la tarea de comenzar una revisión exhaustiva de las instalaciones, equipos, herramientas y sistemas para determinar los daños y reparaciones necesarias para reanudar la producción lo antes posible.

Es así que la planta de Transmisiones CVT reanudó su producción el 9 de julio pasado y trabaja a toda su capacidad.

Sin embargo, luego de las revisiones e investigaciones que el equipo de expertos ha realizado en los equipos y maquinaria de la planta de Celaya, se estima que tanto la Planta de Motores como la Línea de Ensamble Final de automóviles nuevos, podrán reiniciar su producción hacia mediados de noviembre.

Honda de México, productora del modelo Fit en esa planta, continuará haciendo su mejor esfuerzo para lograr esta recuperación en la fecha estimada, subrayó.

También destacó además que ninguno de los asociados ha perdido su trabajo por este incidente, "todos están trabajando arduamente para el reinicio de actividades y Honda no tiene contemplado hacer ningún recorte de personal".