Alegando que se le avecina un alza de costos por nuevos aranceles, Harley-Davidson informó este lunes que comenzará a mudar al extranjero la producción de motocicletas destinadas al mercado europeo y que hasta ahora han sido producidas en fábricas estadounidenses.

El fabricante precisó en un documento a las autoridades reguladoras que los aranceles de la Unión Europea a sus motocicletas exportadas desde Estados Unidos aumentaron del 6% al 31%, lo que se traduce en un costo adicional e incremental de alrededor de 2,200 dólares por motocicleta promedio exportada de Estados Unidos a la Unión Europea.

Harley-Davidson no aumentaría los precios minoristas o mayoristas de sus concesionarios para cubrir los costos de las tarifas de represalia de la Unión Europea sobre los productos estadounidenses.

El tremendo gasto si se transfiere a sus concesionarios y clientes minoristas tendría un impacto perjudicial y duradero en sus negocios en la región, precisó la compañía en un un informe regulatorio.

Harley-Davidson informó que las tarifas reducirían el acceso de los clientes a sus motocicletas y perjudicaría a los negocios de los concesionarios.

La compañía ve un impacto anual debido a las tarifas de alrededor de 90 millones a 100 millones de dólares y espera un costo adicional de alrededor de 2,200 dólares por motocicleta promedio exportada de los Estados Unidos a l bloque europeo. Espera que el costo adicional para el resto de 2018 sea de 30 millones a 45 millones de dólares.

La Unión Europea comenzó el pasado viernes a aplicar aranceles a varias importaciones procedentes de Estados Unidos, como el bourbon, la mantequilla de maní y el zumo de naranja.

Los aranceles de la Unión Europea sobre los productos estadounidenses, por un valor de 3,400 millones de dólares, fueron aplicados en represalia por los aranceles que el gobierno del presidente Donald Trump comenzó a aplicar sobre el acero y el aluminio procedentes de Europa.

Trump ha utilizado a Harley-Davidson como ejemplo de las empresas estadounidenses que están siendo perjudicadas por las barreras comerciales. Sin embargo, Harley se ha pronunciado sistemáticamente en contra de los aranceles, diciendo que afectarían negativamente a las ventas.

Harley-Davidson Inc. vendió casi 40,000 motocicletas en la Unión Europea en 2017, generando ingresos que están apenas detrás de los obtenidos en Estados Unidos, según la empresa con sede en Milwaukee.

"Harley-Davidson mantiene un fuerte compromiso con las fábricas en Estados Unidos, algo que es valorado por los motociclistas en todo el mundo", dijo la compañía en declaraciones preparadas. "Aumentar la producción internacional para aliviar la carga arancelaria de la UE no es la opción preferida por la empresa, pero representa la única opción sostenible para hacer que sus motocicletas sean accesibles a los clientes de la UE y mantener un negocio viable en Europa. Europa es un mercado crítico para Harley-Davidson", agregó.

erp