Sin la posibilidad de volver a asignar recursos presupuestales en este sexenio, luego de quitarlos, la Secretaría de Turismo apostará a que los Pueblos Mágicos se convierten “en el pilar más importante de la estrategia nacional de impulso turístico” y, para tener mayor información estadística de los mismos, se encargará de publicar cada año un observatorio turístico.

“El turismo tendrá un abanico más amplio de oportunidades para que los Pueblos Mágicos se encuentren en la preferencia de los visitantes. En ese sentido, la diversificación de mercados al exterior del país, permitirá explorar nuevos nichos, con especial atención en aquellos de alto nivel apreciativo. Con ello, se logrará mostrar la gran riqueza del patrimonio al turismo nacional e internacional”, refiere el proyecto de Estrategia Nacional de Pueblos Mágicos.

El documento elaborado por la dependencia, que se prevé publicar en el Diario Oficial en las siguientes semanas, refiere que los Pueblos Mágicos (actualmente 121) han sido objeto de diversos análisis por parte de académicos y expertos, en los que se concluye, que, a pesar del impulso que ha tenido la actividad turística en las comunidades receptoras, hay deficiencias importantes en su operación, situación que se busca revertir.

“En el periodo 2001-2018 se destinaron recursos a los Pueblos Mágicos por 5,795 millones de pesos, de los cuales el 49% correspondieron a fondos federales. Este programa estuvo fundamentalmente orientado al desarrollo de infraestructura y servicios, rehabilitación o creación de sitios de interés turístico y equipamiento, al aplicar el 99% del monto total a dichos rubros, y relegando a un segundo término la innovación, capacitación y calidad con el ejercicio de sólo el 1% de la inversión en este periodo”, detalla la propuesta.Pese a lo anterior, se afirma que los resultados distan de los objetivos planteados, contrastando con los altos niveles de carencias sociales que se derivan de las mediciones del Inegi y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

En consecuencia, el subsecretario de Calidad y Regulación, Humberto Hernández Haddad, como encargado de la iniciativa planteó la creación del Observatorio Turístico de Pueblos Mágicos, mismo que se define como un documento normativo e informativo de publicación anual por la secretaría, para gestionar la información, evaluar la actividad turística y proporcionar una fuente de análisis a organismos públicos y privados del sector en torno al bienestar y turismo sostenible en los Pueblos Mágicos.

Otra de las aportaciones que busca la dependencia con la integración de todos los niveles de gobierno participantes es la creación de estrategias estatal y municipales de Pueblos Mágicos, la cual debe contener, como mínimo, el diagnóstico de los Pueblos Mágicos locales, su alineación con el Programa Nacional de Desarrollo y el Programa Sectorial de Turismo vigentes e indicadores y metas asociadas al bienestar y al turismo sostenible en los mismos.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx