Gruma saldrá bien librada por las medidas proteccionistas que implemente Estados Unidos a la importación o por los resultados de la renegociación del tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), así como de los movimientos en el tipo de cambio y el incremento en las tasas de interés.

La empresa al frente de Juan González Moreno posee plantas estratégicamente ubicadas en el país y el maíz que utiliza para la elaboración de sus productos proviene del mercado doméstico, por lo que en caso de una imposición de aranceles a este producto no afectará.

De acuerdo con la compañía, 75 plantas que tiene Gruma alrededor del mundo, 20 están ubicadas en Estados Unidos, las cuales se abastecen con insumos locales y no requieren importar granos de otros países.

En cuanto, al incremento en las tasas de interés por parte del Banco de México (Banxico), la compañía tiene la capacidad de compensar cualquier efecto negativo en los gastos financieros, debido a que si nivel de deuda es bajo, la mayor parte de su financiamiento está contratado a tasa fija y más del 60% de sus ingresos está denominado en dólares.

Destacó que Gruma cuenta con una cobertura de intereses de más de 12 veces, por lo cual una eventual alza no tendría ningún efecto significativo sobre las finanzas de la empresa.

A ello, se suma que el nivel de deuda de la compañía es bajo. De acuerdo con información financiera de la empresa la razón de deuda neta a EBITDA es de únicamente 1.5 veces, una posición financiera sólida.

erp