Gruma manifestó su disposición a cooperar con el gobierno venezolano en las negociaciones tendientes a dar cumplimiento a la adquisición forzosa de su filial Molinos Nacionales, sin embargo, espera una compensación "pronta, adecuada y efectiva" por su filial.

"Hasta este momento no se ha presentado formalmente funcionario alguno del gobierno venezolano en las oficinas de Monaca en Venezuela, ni en ninguna de sus plantas, a fin de dar inicio a las negociaciones", señaló la empresa en un comunicado emitido en su sede en Monterrey, norte de México.

El texto señala que "salvo por el decreto, Gruma no ha recibido notificación adicional alguna por parte del gobierno de Venezuela respecto de la adquisición de Monaca".

No obstante, la compañía manifestó esperar que la operación sea realizada "conforme a las disposiciones legales, de manera no discriminatoria y con una compensación al inversor (...) pronta, adecuada y efectiva, de acuerdo al valor real de la inversión".

"Es nuestra intención cooperar con el gobierno venezolano durante las negociaciones", añade el texto enviado a la Bolsa Mexicana de Valores por Gruma, cuyas ventas anuales en 70 países llegan a 3.863 millones de dólares.

Las acciones de Gruma registraron una baja de 6,58% el jueves, tras conocerse la adquisición forzosa de Monaca -que produce maíz, pasta, arroz, aceite y avena, entre otros- en el marco del plan venezolano para establecer un proyecto "socialista agroindustrial".

El miércoles la Gaceta publicó el decreto de la adquisición forzosa de los bienes muebles e inmuebles presuntamente propiedad de Molinos Nacionales (Monaca), acción que señala imprescindible para la ejecución de la obra Consolidación de la Capacidad de Procesamiento Socialista Agroindustrial para la Venezuela del Siglo XXI .

De acuerdo con el Decreto, ciertos funcionarios del gobierno venezolano deben efectuar las negociaciones y expropiaciones pertinentes, para realizar la adquisición de Monaca.

Según ese texto, los bienes y derechos expropiados pasarán libres de gravamen o limitaciones al patrimonio de la República Bolivariana de Venezuela.

La empresa reiteró que siempre ha actuado con total apego a las leyes y regulaciones de Venezuela, y hoy más que nunca Gruma, ratifica su compromiso con todo el país venezolano, de continuar trabajando normalmente para garantizar el abastecimiento de sus productos a la población .

Gruma posee 72.86% de Valores Mundiales, S.L., una empresa constituida bajo las leyes del Reino de España, que a su vez es propietaria de 100% del capital social de Monaca.

De esa forma, su inversión en Venezuela se encuentra amparada por el acuerdo para la promoción y protección recíproca de inversiones entre España y Venezuela , suscrito por los gobiernos de ambos países el 2 de noviembre de 1995.

Tras conocerse la decisión del gobierno venezolano, ayer la acción de Gruma cayó 5.0 por ciento.

Para este jueves, las acciones de la empresa en la BMV reportaron una caída de 6.58% para cotizarse en 21.00 pesos, siendo la emisora que reportó el mayor descenso en la jornada.