Gruma cumplió 10 años de operaciones en Melbourne, Australia, y alcanzó una producción de más de 50,000 toneladas de producto al año, de acuerdo con un boletín de la compañía.

A través de la marca Mission Food, la productora de tortillas de harina y maíz más grande del mundo recordó que en su llegada se necesitó una inversión de 60 millones de dólares, con ventas que oscilaban entre los 40 y 50 millones de dólares; no obstante, actualmente alcanzan los 120 millones de dólares.

Al 2018, los ingresos del segmento de Asia-Oceanía representaron 3% del total de las ventas y 2% de su flujo operativo (Ebitda), según la última presentación de la compañía mexicana.

La planta de Gruma se encarga de elaborar flat breads (panes planos tipo wraps), fritutas, además de las ya tradicionales tortillas. De acuerdo con el documento, dicha sede permite dar empleo a cerca de 361 trabajadores.

Con este aniversario, la también dueña de Maseca celebra 70 años llevando las tortillas a la mesa de los mexicanos y a más de 110 países en cuatro continentes, que suman 72 plantas estratégicas ubicadas en 17 países.

[email protected]