El proyecto comercial y habitacional Dragon Mart Cancún viola el Programa de Ordenamiento Ecológico Local y no debería autorizarse su construcción, aseguró la diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Graciela Saldaña.

La legisladora por Quintana Roo destacó que hasta el momento, no hay información confiable sobre el proyecto, ni se han autorizado cambios de uso de suelo, aunque la empresa ya inició el desmonte.

Recordó que el proyecto incluye la construcción de naves industriales para el almacenamiento de insumos y productos, su procesamiento final con capital y personal 100% de origen chino.

Se construiría en una superficie de 561.37 hectáreas, e incluye 722 viviendas con personal y capital ciento por ciento chinos, en un área de baja densidad poblacional, a la que de pronto llegarían cinco mil personas.

Una obra de esta naturaleza, advirtió, tendría grave impacto en lo ambiental y lo social, pues se ubicaría en Puerto Morelos, una comunidad pequeña en la que habría fuertes presiones para los servicios públicos y el tejido social de la localidad.

El Programa de Ordenamiento Ecológico Local, a través de las Unidades de Gestión Ambiental 26 y 27 (vivienda y comercial), sólo permite proyectos de 135.2 hectáreas como máximo, y el Manifiesto de Impacto Ambiental considera 153.95 hectáreas, refirió la legisladora.

Además, la Unidad de Gestión Ambiental 26, referente a vivienda, sólo permite edificar vivienda asociada a actividades agropecuarias, que no es el caso del proyecto Dragon Mart, añadió la perredista.

En caso de que alguien quisiera una excepción a ese ordenamiento, sería la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) la que debería autorizar el cambio de uso de suelo, cosa que no ha ocurrido, expuso.

Saldaña Fraire recordó que a pesar de no haber estudios ambientales completos, el Instituto de Impacto y Riesgo Ambiental de Quintana Roo emitió en forma condicionada una Manifestación de Impacto Ambiental para el Proyecto.

Sin embargo, precisó, esa manifestación viola el Programa de Ordenamiento Ecológico Local de 2005, por lo cual, no puede considerarse válida.

De ahí, recordó, que el 27 de diciembre pasado la Comisión Permanente del Congreso de la Unión votó a favor de un punto de acuerdo que presentó con los diputados Silvano Blanco de Aquino y Trinidad Morales Vargas.

En ese sentido, el Congreso solicitó información a autoridades de los tres niveles de gobierno, así como a las secretarías de Economía y Gobernación sobre este caso, que a todas luces viola diversas disposiciones.

Por ejemplo, el proyecto se presenta como "Desarrollo Turístico", sólo para que los cinco mil chinos que laborarán y operarán ese conglomerado permanezcan en México con calidad migratoria de turistas, a pesar de que serán trabajadores permanentes y, para colmo, contratados bajo leyes chinas, puntualizó.

lgl