El líder sindical minero y senador por Morena,  Napoleón Gómez Urrutia, dijo que ante la detención del empresario Alonso Ancira, propietario de Altos Hornos de México (AHMSA), la empresa debe ser intervenida por parte del Estado, a fin de garantizar la producción, las fuentes de trabajo y cuidar la economía de la región.

Sostuvo que desde hace más de 10 años AHMSA se ha dedicado a corromper a los trabajadores y a funcionarios para violentar los derechos laborales, e imponer sindicatos patronales y a títeres como representantes gremiales, con base en amenazas, chantaje, extorsión e intimidación.

Afirmó que esta detención “es un gran mensaje que recupera la confianza y la esperanza de que de aquí en adelante todos deberán apegarse a la legalidad y respeto a la dignidad humana”.

Gómez Urrutia señaló que los empresarios que tendrán éxito son aquellos que respeten la ley, a los trabajadores, las comunidades donde operan, así como el medio ambiente.

“Parar ahmsa sería catástrofe”

Por otra parte, el líder del sindicato, Ismael Leija Escalante, secretario general del Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Conexos, expresó que paralizar a AHMSA y sus subsidiarias representaría una catástrofe y pérdidas económicas cuantiosas para la economía de varios estados del norte del país.

Pese a que trabajaron de manera normal las dos plantas siderúrgicas con que cuenta la empresa en Monclova, Coahuila, así como las minas que se ubican en diversas regiones de ese estado y de Chihuahua, Durango e Hidalgo; tienen preocupación por las decisiones que se tomen los próximos días.

El dirigente expuso que sería negativa una suspensión de actividades de la principal acerera del país de capital mexicano integrada. (María del Pilar Martínez)