En el área de telecomunicaciones, el gobierno de la República propone destinar en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2013 (PPEF) recursos del orden de 5,525.0 millones de pesos.

Dichos recursos serán destinados a la adquisición de un sistema satelital que permitirá mantener la plataforma de comunicaciones de seguridad nacional, salvaguardar el uso de posiciones orbitales y frecuencias, así como ampliar la cobertura en áreas rurales y remotas mediante la puesta en órbita de tres satélites.

El documento sometido a consideración del Congreso de la Unión señala que en México la falta de competencia en telecomunicaciones ha generado mercados ineficientes que imponen costos significativos a la economía e inciden de manera negativa en la calidad de vida de su población.

Lo anterior tiene como consecuencia una baja tasa de penetración de los servicios, así como un bajo desarrollo de la infraestructura necesaria para prestarlos, expone la Exposición de Motivos del paquete económico para 2013.

En este sentido, agrega, es importante realizar acciones para desplegar fibra óptica con el objeto de satisfacer la demanda creciente de banda ancha, para lo cual será necesario incrementar la competitividad en el sector y desarrollar redes de nueva generación.

Reconoce al sector de las telecomunicaciones como un área prioritaria para el desarrollo de México que exige al Estado ejercer la rectoría en el mismo.

Asimismo, mantener en todo momento el control de las vías de comunicación y de los bienes de dominio público que el gobierno de la República llegue a concesionar, en términos de lo dispuesto por las leyes respectivas y salvaguardando la soberanía y seguridad nacional.

Así, "en materia de telecomunicaciones, para esta administración plantea invertir 5,525 millones de pesos", refiere el PPEF en el apartado Política de Gasto del Poder Ejecutivo Federal.

Con base en la experiencia internacional, expone, se estima que en los próximos años la demanda de banda ancha en los hogares llegue hasta los 50 megabites por segundo.

"Para satisfacer este crecimiento en la demanda, será necesario desarrollar redes de nueva generación", menciona.

Tal es el caso del Programa Nacional de Fibra al Nodo que tendrá para 2013 una asignación de 145.7 millones de pesos, financiados con recursos del Fondo Nacional de Infraestructura.

Para desplegar el programa, apunta, esta administración buscará incrementar la competitividad en el sector, impulsando la inversión en obra civil en función del tamaño de la localidad, la densidad de población y la tasa de penetración de la misma.

Paralelamente, se continuará con el proceso de apertura del sector de telecomunicaciones, a través del fortalecimiento de las autoridades y la licitación de nuevas frecuencias que propicien la entrada de nuevos competidores dentro de las distintas actividades del sector.

"Con estas acciones, los consumidores nacionales se beneficiarán de las importantes reducciones en los costos de telefonía móvil, Internet y televisión", destaca.

Indica que en la actualidad el sector se caracteriza por tener mayores precios en comparación con países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), ello debido a la falta de competencia.

Lo anterior tiene como consecuencia una baja tasa de penetración de los servicios y un escaso desarrollo de la infraestructura necesaria para prestarlos, puntualiza el documento enviado al Congreso de la Unión.

De acuerdo con un estudio de la OCDE sobre políticas y regulación de telecomunicaciones en México (2012), se identifica que esta situación generó una pérdida de beneficios para la economía estimada en 129,200 millones de dólares en el periodo 2005-2009, equivalente al 1.8% del PIB anual, agrega.

klm