El gobierno brasileño nominó para la presidencia de la estatal Petrobras a José Mauro Coelho, exsecretario del Ministerio de Minas y Energía, luego de que un primer candidato declinara la oferta esta semana, informó este miércoles en una nota oficial.

La lista de candidatos propuesta por el accionista controlador (el Estado) para integrar el directorio de Petrobras señala a "José Mauro Ferreira Coelho para ejercer la Presidencia de la Compañía", señaló en un comunicado el ministerio de Minas y Energía (MME).

El economista brasileño Adriano Pires desistió el lunes de tomar las riendas de la petrolera por la imposibilidad de desvincularse rápidamente de su actividad privada como consultor de energía, incompatible con la función.

Desde entonces, el gobierno apuró la búsqueda de candidatos para suceder a Joaquim Silva e Luna, a quien Bolsonaro decidió apartar luego de que la petrolera aplicara varios aumentos en los combustibles.

Graduado en Química Industrial y con más de 25 años de experiencia en el sector, Coelho ejerció entre abril de 2020 y octubre de 2021 como secretario de Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles, en la órbita del ministerio de Minas y Energía.

Actualmente, es presidente del Consejo de Administración de Pré-Sal Petróleo (PPSA), una compañía pública vinculada al MME.

El ministerio de Minas y Energía postuló además a Marcio Andrade Weber para la presidencia del Consejo de Administración de Petrobras, una posición también rechazada por otro elegido inicialmente por la administración de Jair Bolsonaro.

En este caso, fue Rodolfo Landim, con experiencia en la petrolera estatal durante más de dos décadas y presidente del club de fútbol Flamengo, quien hizo pública el domingo su decisión de declinar la invitación.

Tanto la designación de Coelho como la de Weber deberán ser aprobadas en la asamblea general de accionistas, que se realizará el miércoles 13 de abril.

"El Gobierno renueva su compromiso de respetar la sólida gobernanza de Petrobras, manteniendo el cumplimiento de los preceptos normativos y legales que rigen la Compañía", agrega el comunicado de Minas y Energía.

Petrobras ha sido blanco de críticas constantes de Bolsonaro debido a sus ajustes constantes en los precios de los combustibles, acorde con su política de seguimiento de la cotización internacional del petróleo.

Los combustibles han fogueado una inflación incesante que resta popularidad al mandatario, enfocado en su carrera por la reelección en octubre. Hasta febrero, los combustibles acumularon un alza de 33% en 12 meses, según datos oficiales.