Con la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, el país perdería la oportunidad de tener una obra de infraestructura, pero el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador será quien pague “los platos rotos” por saldar indemnizaciones e intereses a las empresas contratistas, aseveró el presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos.

El empresario dijo: “El que perdería, con el hecho de que no se concluyera esta obra no es un empresario o dos, sino el que pierde es México, en el largo plazo, empezando por el gobierno porque pagará los platos rotos, pagará las indemnizaciones y vería encarecidas las tasas de interés de las empresas contratadas. Todos perdemos, pero primero el gobierno”.

En conferencia de prensa, el líder patronal estableció que lo más importante que debe generar un jefe de Estado es la confianza y certidumbre, de modo que el próximo gobierno va a necesitar de la inversión nacional e internacional para sus proyectos de infraestructura.

El presidente de Coparmex consideró “innecesaria” la aplicación de la consulta ciudadana sobre la viabilidad del NAIM, puesto que la responsabilidad radica en López Obrador.

Con la suspensión del proyecto aeroportuario en Texcoco, más que la obra, “está en juego la racionalidad en la conducción política de este país y esperamos que la decisión que se tome sea consistente, no con dogmas ni siquiera con retórica de campaña, que tiene su momento y su circunstancia, sino que sea consistente con las evidencias técnicas y sobre todo con el mejor interés del país”, acotó.

Vemos con preocupación los términos en que se celebrará esta consulta, dijo, porque carece de elementos metodológicos.

“Hay que decirlo con claridad, hoy no hay otro proyecto que tenga viabilidad técnica, financiera y aeronáutica demostrada que el proyecto de Texcoco. No hay otros. Las otras propuestas son solamente ideas carentes de un proyecto ejecutivo, carentes de los estados necesarios para si quiera considerar su viabilidad”, reprochó Gustavo de Hoyos.

El presidente de Coparmex destacó que “la confianza está en juego”, pues hemos asumido que los compromisos que adopta un estado no pueden desaparecerse, no pueden extinguirse por el cambio de un gobierno.

Consulta genera incertidumbre: Coface

La consulta sobre la continuidad de la obra del NAIM que conducirá Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México, genera incertidumbre sobre México afirmó Pedro Sánchez, vocero para México de la agencia aseguradora de crédito Coface.

Esto porque los grandes proyectos de infraestructura en la mayoría de los países es decidida y dirigida por el Ejecutivo. “Por eso es el Ejecutivo, porque fue electo para ejecutar los grandes proyectos que beneficiarán a la mayoría que precisamente es quien lo eligió para el cargo”.

Durante la Séptima Conferencia de Riesgo País que realiza Coface en México, Pablo Siade Nahúm, director sectorial para la aseguradora de crédito, argumentó que si el resultado de la consulta sobre el nuevo aeropuerto, se decanta por el de Santa Lucía, la señal será negativa pues se trata de un proyecto que no tiene un plan estructurado, que se ejecutará a un largo plazo, para el que no hay disponibilidad de presupuesto. (Con información de Yolanda Morales)

lgonzalez@eleconomista.com.mx