Mérida.- El Gobierno de la República ha asumido su responsabilidad para que las familias mexicanas tengan un televisor digital con el cual puedan enfrentar la transición a la televisión digital terrestre, afirmó el presidente Enrique Peña Nieto.

NOTICIA: IFT cesará transmisión analógica en 7 estados el 22 de diciembre

Al encabezar la entrega de aparatos digitales en Yucatán, el mandatario sostuvo que su gobierno trabaja a marchas forzadas para lograr el objetivo de entregar 9.7 millones televisores a igual número de familias en el país el 20 de diciembre, 11 días antes del plazo constitucional del 31 de diciembre.

NOTICIA: Senado aprueba postergar apagón a TV públicas

Lo anterior, destacó, gracias al trabajo conjunto con las diferentes dependencias gubernamentales, en beneficio de las familias que más lo necesitan.

Dijo que en el estado de Yucatán se entregan este jueves 6,200 aparatos en diferentes centros, y en 11 entidades del país se reparten 76,000 televisores a los beneficiarios registrados en el padrón de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), como parte del apagón analógico

De esta manera, señaló, a uno de cada tres hogares se les está entregando un televisor, para llegar a 9.7 millones de televisores y familias.

Gracias a una reforma constitucional se les da el derecho a las familias de pasar de una señal analógica, que consume mucha electricidad, a una señal digital, que ahorra pagos de electricidad, y permitirá que haya Internet, al liberarse la banda de 700 megahertz, añadió Ruiz Esparza.

Con el cumplimiento del citado Programa, la SCT recupera la banda de 700 Mhz, en beneficio de todos los mexicanos, lo que se traducirá en mejor servicio de Internet y telefonía móvil.

Y al alcanzar la meta de entrega de equipos, además de cumplir con lo señalado en la reforma de telecomunicaciones y radiodifusión, de a más tardar el 31 de diciembre hacer la transición a la TDT, la población obtiene beneficios como una señal más nítida, mejor sonido, más canales de televisión y mayor competencia, entre otros.

Con los nuevos televisores, las familias logran un ahorro de alrededor de 60 por ciento en el consumo de luz en comparación con un televisor analógico, lo que a su vez se verá reflejado en un menor pago por el consumo de luz.

mac