El Gobierno del presidente brasileño Jair Bolsonaro subastará las concesiones para operar 12 aeropuertos del país, una medida con la que espera captar 921 millones de dólares en inversiones en las terminales aéreas licitadas.

La subasta será realizada en la Bolsa de Valores de São Paulo y la concesión se la adjudicará la empresa o consorcio que presente la mayor oferta por la licencia, que tendrá una validez de 30 años, de acuerdo con la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC).

Los 12 aeropuertos que serán concedidos a la Iniciativa Privada responden por 9.5% del mercado doméstico, con casi 20 millones de pasajeros por año, y están divididos en tres bloques: nordeste, sudeste y centro-oeste.

La oferta mínima que las empresas deberán de realizar para obtener la licencia para operar los tres bloques será de cerca de 57.6 millones de dólares al contado, pero el gobierno espera recaudar un valor total de 552.6 millones a lo largo de las tres décadas de concesión.

Además de pagar por la concesión, los vencedores tendrán que comprometerse a hacer inversiones de modernización y mejoras  por un valor de 921 millones.

El primer bloque, que podría ser uno de los más disputados, está compuesto por los aeropuertos de Recife (Pernambuco), Maceió (Alagoas), Aracaju (Sergipe), Juazeiro do Norte (Ceará), João Pessoa y Campina Grande (Paraíba).

El valor mínimo de la propuesta por el paquete de seis aeropuertos será de 45 millones de dólares al contado, con una inversión estimada de 567.1 millones.

Para el bloque del sudeste, compuesto por los terminales de Vitoria (Espírito Santo) y Macaé (Río de Janeiro), el gobierno exige una oferta mínima de 12.3 millones de dólares y una inversión de 155.7 millones.

Por último, para los cuatro aeropuertos que componen el bloque del centro-oeste Cuiabá, Sinop, Rondonópolis y Alta Floresta, (todos ellos en el estado de Mato Grosso) será necesaria una oferta mínima de 210,530 dólares, con una inversión estimada de 202.8 millones.

Pese a que el gobierno no ha divulgado los nombres de las empresas interesadas, así como tampoco de las que presentaron ofertas en sobre cerrado, versiones de prensa indican que entre los participantes figuran al menos cinco internacionales.

Los interesados, según tales versiones, serían el grupo alemán Fraport, los franceses Vinci Airport y ADP, el suizo Zúrich y el español Aena.

De acuerdo con la ANAC, será la primera vez que se subastan los aeropuertos mediante el modelo de bloques, en el que se combinan activos más rentables con otros menos atractivos, y a diferencia de concesiones anteriores, en esta edición el mismo ofertante podrá presentar diferentes propuestas y quedarse con todos los aeropuertos.

La concesión de los 12 aeropuertos fue anunciada el año pasado por el gobierno del presidente Michel Temer, quien, tras su llegada al poder en el 2016, lanzó un ambicioso plan de privatización y concesiones.

No obstante, más de medio centenar de proyectos quedaron sobre el papel tras la salida de Temer y han sido heredados por Bolsonaro, quien al asumir la presidencia hizo la promesa de privatizar “todo lo que sea posible” con el fin de reducir el tamaño del Estado.