El gobierno argentino se propone lograr al equilibrio fiscal para 2019, dejando atrás la meta fijada previamente de un déficit de 1,3% del PIB, para enfrentar una crisis económica en medio de la cual renegocia con el FMI un auxilio por 50.000 millones de dólares.

"En 2019 queremos llegar al equilibrio fiscal primario. Bajando el déficit bajamos nuestra necesidad de emitir deuda", dijo el ministro de Economía, Nicolás Dujovne, en una rueda de prensa.

El presidente argentino Mauricio Macri anunció este lunes 3 de septiembre una drástica reducción del número de ministerios y la aplicación de impuestos a las exportaciones, entre otras medidas, para afrontar la crisis económica y financiera.

En un mensaje televisado, el mandatario también dijo que destinará más ayuda económica y reforzará los planes alimentarios para los argentinos que sufren condiciones de pobreza y han sido especialmente afectados por el recalentamiento de la inflación debido a una devaluación del peso de más de 50% en lo que va del año.

Macri señaló que la pobreza crecerá debido al derrumbe que sufrió la cotización del peso, la moneda local, en las últimas semanas, pero que el Gobierno reforzará la ayuda a los sectores pobres de la sociedad.

"Vamos a pedirles a los que tienen más capacidad de contribuir, me refiero a aquellos que exportan en la Argentina, que su aporte sea mayor", afirmó Macri en un mensaje grabado.

"Tenemos que seguir haciendo todos los esfuerzos para equilibrar las cuentas del Estado", añadió.

(Con información de AP, AFP y Reuters)

rrg