Como parte de la adquisición de medicamentos que realiza el gobierno federal, a través de la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) se anunció la “compra estratégica” para tratamientos para hepatitis C en donde se logró un ahorro de 48% y se destinaron 1,050 millones de pesos.

Raquel Buenrostro, oficial mayor de SHCP, explicó que los medicamentos que se destinan para el tratamiento de hepatitis C son de alto costo, pero se utilizó una nueva estrategia que permitió un ahorro, mismo que se volverá a invertir, para llegar a una mayor población con este padecimiento.

En ese sentido, detalló que el año pasado del gobierno gastó 148,000 pesos por persona, cuyo número de pacientes era de 5,800; mientras que con la nueva compra se obtuvo 48% de ahorro que cubre a 13,500 pacientes, y si hubiera más pacientes que atender, ya no tendría ningún costo.

Tras señalar que se espera concluir con el proceso de compra en las próximas semanas, detalló que por tratarse de medicamentos de patente se lograron ventajas adicionales, pues se tendrán 750 pruebas rápidas de detección; análisis adicionales que se requieran para la población infectada; medicamento de rescate gratis en caso de falla terapéutica (si por alguna razón el tratamiento no funciona a un paciente, la industria se encargará de dar un tratamiento alternativo de rescate y correrá por su cuenta); adicionalmente habrá apoyos económicos para contratar a 175 más enfermeras, “es un tratamiento más fácil de dar y puede llegar a la población y comunidades más alejadas a atender a esta población, tenemos mayor alcance”.

De esta manera, el tratamiento por persona pasó a 71,040 pesos y eso es hasta 13,500 pacientes, a partir del paciente 13,501 será gratis, añadió la funcionaria, quien explicó no habrá problemas de distribución, como tampoco de abastecimiento, ya que la licitación de noviembre del 2018 está vigente todo este año.

Por su parte, Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, declaró que “éste no es un gobierno que esté en contra del sector privado, ni en contra de los tratados internacionales, que quede claro. En este momento, de todo lo que llevamos en este ejercicio de optimización, de la procuración de insumos para la salud, existe un procedimiento perfectamente establecido. Tenemos los mejores medicamentos en términos de su eficacia, mediante una optimización vamos a lograr una mayor utilidad al mejor precio”.

Respecto a la distribución de medicamentos en todo el país, cuya adjudicación se presentó el pasado 15 de julio, la funcionaria de Hacienda sostuvo que la nueva propuesta del gobierno federal no impedirá que haya retraso en la entrega de medicamento, pues aún está en proceso de cumplimiento la compra consolidada del 2018, misma que incluía la distribución.

[email protected]