El gobernador de Texas, Greg Abbott, pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador acelerar la revisión y puesta en marcha de los gasoductos recién construidos en el país “para iniciar el transporte de gas natural limpio por nuestra frontera compartida”.

En una carta abierta enviada a López Obrador, Abbott consideró que la incertidumbre con los retrasos en los proyectos entre México, Estados Unidos y Canadá, los contratos y compromisos comerciales de larga data “podrían afectar negativamente a nuestras economías en los próximos años”.

Abbott advirtió que si el gobierno mexicano no honra sus contratos preexistentes se pone en riesgo el futuro del T-MEC, que aún no ha sido ratificado por los gobiernos de Estados Unidos y Canadá.

 

 

“Estos gasoductos pueden ser un excelente ejemplo de cómo puede funcionar el intercambio transfronterizo cuando colaboran nuestros países. Los proyectos de energía transfronterizos ofrecerán importantes beneficios ambientales, económicos y de seguridad para toda Norte América”, dice la carta publicada este martes el diario Houston Chronicle, con fecha del 25 de julio del 2019.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) inició a finales de junio dos arbitrajes para anular varias cláusulas en los contratos de servicios de transporte de gas natural con empresas privadas. El primer arbitraje fue solicitado contra el consorcio Infraestructura Marina del Golfo (IMG) —conformado por IEnova y TC Energía— por el gasoducto marino Sur Texas-Tuxpan y el otro contra Grupo Carso por el gasoducto Samalayuca-Sásabe.

Manuel Bartlett, director general de la CFE, ha dicho que IEnova debe pagar a la estatal eléctrica un reembolso de 842.69 millones de dólares por los pagos que ya le ha realizado, como cargos fijos establecidos en el contrato aprobado por la Comisión Reguladora de Energía (CRE), además de otros costos en que ha incurrido la CFE al tener detenido el sistema de transporte de gas de Sonora, al que pertenece este tramo detenido.

“Los nuevos proyectos de ductos y otros proyectos energéticos pueden proporcionar a México un suministro abundante de gas natural mediante el transporte seguro de gas natural desde la sobredemandada Texas a plantas de energía y manufactureros mexicanos”, agrega la misiva.

Abbott consideró que "una forma de lograr futuros más fuertes y prósperos es con la apertura de nuevos ductos que puedan mejorar la seguridad energética, la confiabilidad y la sostenibilidad para toda América del Norte. Éstos pueden ser un brillante ejemplo del empoderamiento económico norteamericano y de vecinos que se ayudan mutuamente”.

(Con información de Karol García)