El accionista mayoritario de Avianca Holding, Germán Efromovich, se declaró inocente en una sonada investigación por corrupción en Brasil y anunció que está dispuesto a invertir en la aerolínea en el proceso de reestructuración financiera bajo el capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos.

Germán Efromovich y su hermano José fueron arrestados el miércoles como parte de una nueva fase de la investigación por corrupción Lava Jato en Brasil que menciona el supuesto pago de sobornos para conseguir un contrato de construcción naval con Transpetro, una unidad logística de la estatal empresa brasileña de petróleo Petrobras, según una fuente cercana al caso.

"Los documentos hablan por sí solos y esto se tiene que caer por gravedad, por su propio peso", dijo Efromovich en una conferencia virtual, en la que aseguró que el Ministerio Público de Brasil, a cargo de la investigación, fue inducido para implicarlo en el caso junto con su hermano.

El empresario, nacido en Bolivia, aseguró que la investigación no tiene ningún impacto ni interferencia en sus negocios y sostuvo que sus empresas son independientes unas de otras, por lo que continúan funcionando normalmente.

Efromovich, quien también tiene nacionalidad colombiana y brasileña, dijo que sigue buscando recuperar el control de la junta directiva de Avianca y reconoció que la empresa, que entró en mayo en un proceso de reestructuración financiera bajo el capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, necesita inversión de capital para salir de la crisis.

"Avianca va a necesitar inversionistas y nosotros nos postulamos en el proceso de Capítulo 11 a través de los abogados de Avianca en Nueva York con un grupo de inversionistas que están dispuestos a invertir con mi persona, para que nosotros volvamos a Avianca y la dejemos tan fuerte como la dejé", dijo el empresario sin revelar detalles de cuanto invertiría.

Avianca se abstuvo de hacer comentarios sobre la intención de su accionista mayoritario para invertir de nuevo en la aerolínea.

Efromovich, de 70 años, perdió en mayo de 2019 el control de Avianca Holdings tras incumplir un acuerdo de cobertura por un préstamo de 456 millones de dólares a la estadounidense United Airlines, que a su vez entregó la administración de la aerolínea insignia de Colombia al socio minoritario Kingsland.

Avianca lanzó a mediados de agosto un plan de financiamiento de acreedores y accionistas por 1,200 millones de dólares en nuevos fondos, sin considerar pagos por deuda ya contraída, como parte de su proceso de reestructuración bajo el capítulo 11.

Por otra parte, Efromovich reiteró su interés de comprar la aerolínea italiana Alitalia con otros inversionistas, pero dijo el Gobierno de ese país europeo no la quiere vender.

"Nosotros tenemos los inversionistas y en el momento que ellos quieran venderla estaremos dispuestos a hacer nuestra oferta".