La farmacéutica mexicana Genomma Lab terminó un contrato para comercializar una marca de antigripales y analgésicos, conocidos como XL-3, que había obtenido en noviembre.

Genomma firmó el año pasado un contrato de licencia por 20 millones de pesos (unos 1.7 millones de dólares) para comercializar la marca XL-3 y sus derivaciones, que producen en México los laboratorios Selder.

"Las partes no llegaron a un acuerdo definitivo conveniente en cuanto a las negociaciones finales de los contratos de suministro, por lo que Genomma Lab nunca inició actividad comercial de los productos bajo la licencia de esta marca", detalló la farmacéutica en un comunicado.

La compañía agregó que recuperará su inversión y que la operación no afectará su meta de crecimiento para 2011, que prevé un alza de entre un 30 y un 32% en sus ventas.

DOCH