General Motors comenzará a despedir a unos 1,500 empleados en Tailandia en junio, tras anunciar la venta de sus plantas de producción en el país, dijo un funcionario gubernamental este miércoles.

GM dijo el lunes que venderá sus dos plantas en la provincia industrial oriental de Rayong a la firma china Great Wall Motor. Sus últimas decisiones para retirarse de Asia incluyeron también cerrar sus operaciones en Australia y Nueva Zelanda.

Jak Punchoopet, asesor del ministro de Trabajo, dijo a Reuters que todos los empleados de las plantas de Rayong serán despedidos bajo los términos del acuerdo de venta de GM con Great Wall.

"El acuerdo fue solo para la venta de las plantas y no incluyó la transferencia de empleados", señaló.

"Su plan es despedir a 1,000 empleados en la línea de manufactura de autopartes en junio, y después entre 300 y 400 en la línea de ensamblaje en octubre", indicó Jak. El resto de la plantilla de las dos plantas será desvinculada hacia fines de 2020, agregó.

"Todo está completado a fines de año", dijo.

GM se acogerá a la ley laboral tailandesa y pagará indemnizaciones a los empleados afectados, señaló, añadiendo que la compañía pagará también un bono adicional de cuatro meses a todos los trabajadores.

Great Wall Motor, uno de los mayores fabricantes de vehículos utilitarios de China, dijo que venderá sus modelos desde la base tailandesa como parte de su plan para hacerse global y entrar en el mercado automotriz del Sudeste Asiático, del que Tailandia es un centro. 

erp